Las Cortes de Castilla-La Mancha tienen la potestad de elegir hasta tres senadores más allá de los 20 —cuatro por provincia— que se eligen con la papeleta color sepia en las jornadas electorales. El actual Parlamento regional designó en verano de 2015 a sus tres senadores, recayendo esta responsabilidad en la figura de (PSOE), (Podemos) y Antonio Serrano (PP).

En las últimas elecciones generales del 28 de abril, el también alcalde de de San Pedro figuraba como primer senador en la lista del por la provincia de Albacete, resultando electo tras el recuento de votos.

Es por ello que, toda vez que tome posesión de su nuevo asiento en la Cámara Alta, dejará vacía la silla que ocupaba como senador autonómico. La potestad para designar a otro senador recae en las Cortes de Castilla-La Mancha, que al estar disueltas por la inminente convocatoria de elecciones, no podrá elegir a un sustituto.

Toda vez que finalice el escrutinio de las próximas elecciones autonómicas, el Parlamento castellano-manchego resultante tendrá que elegir con criterios de proporcionalidad a otros tres senadores, momento hasta el que la región sólo tendrá a 22 representantes en el Senado.