El don de Valeriano Belmonte con el dibujo (uno de los varios ‘dones’ que posee) se ha vestido de luces por un motivo muy especial: no podía dejar de sumarse al homenaje que la Plaza de Toros de Albacete viene recibiendo por parte de toda la ciudad este año bajo el marco de su primer Centenario.

Por eso ha preparado una pequeña muestra de láminas hechas por él y por los cientos y cientos de recuerdos y anécdotas que guarda de los muchos momentos que pudo vivir en ‘La Chata’ en aquellos tiempos suyos como telegrafista de Correos.

Se trata de 30 dibujos maravillosos, singulares e irrepetibles. Tiene muchos más, pero las dimensiones de la sala de exposiciones de la librería Popular de Albacete le impedían mostrarlos todos. En ellos encontramos personajes emblemáticos de esta ‘tierra de toros y toreros’, como Montero, Manolete o el Mestro , así como cada momento de la lidia y del ambiente que rodea a la propia Fiesta de los Toros.

Todo ello a través de su óptica privilegiada y de su trazo e imaginación sin límites al talento que este hombre rebosa entre kilos y kilos de bondad pura. Valeriano Belmonte hace todo de corazón y con el corazón y por eso nada sale de él sin el letrero de ‘solidario’. Tampoco esta exposición: estas láminas (que son auténticas joyas, sobre todo para el buen aficionado a los toros y al ambiente que los rodea) se venden al público al precio simbólico de 10 euros y, lo que logre recaudar, lo donará íntegramente a Cáritas de Albacete para seguir sumando granitos de arena (en este caso, del ruedo de nuestra ‘Chata’) a su ayuda incondicional a los demás.