Y es que, desde Albacete, donde ha participado en la ponencia especial sobre ‘Políticas de Empleo y Seguridad Social’, desarrollada en el marco del VIII Foro ‘Castilla-La Mancha, de Cerca’ que el Grupo Multimedia de Comunicación La Cerca, ha apuntado a otros temas que prevé use la oposición de aquí al 28 de abril.

“Habrá algunos que preferirán dar soluciones simplistas a problemas o fenómenos complejos”, ha avisado Valerio, que ha añadido que uno de esos fenómenos que la ministra ha mencionado durante su intervención de este lunes ha sido el de la inmigración.

A su modo de ver, hay que apostar por una migración “ordenada y segura” que lleve a la integración en la sociedad española a esos migrantes que llegan hasta España y que ve como una tarea común “para frenar la tendencia a la xenofobia”.

Valerio ha apelado a la responsabilidad de cada partido con su campaña y ha anticipado que desde el suyo, el PSOE, la campaña se centrará en hacer propuestas para la ciudadanía en general, también para los trabajadores, empresas, o para que haya “una sociedad más justa”.

GOBIERNOS ESTABLES

De ahí, que se haya mostrado confiada en que tras los comicios nacionales convocados para el 28 de abril y los municipales y autonómicos del 26 de mayo, “puedan constituirse gobiernos que den estabilidad política”.

“Ahora estamos en la situación que quiere el pueblo español— ha insistido Valerio— y ahora mismo hay pluripartidismo, claro no solo a nivel nacional sino que también se está viendo en los municipios y en las Comunidades Autónomas”.

Según la ministra de Trabajo, esta realidad política no está relacionada directamente con la desaceleración de la economía, “que se está ralentizando en general en todo nuestro entorno”.

Y para ello ha recogido los datos ya hechos públicos por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que muestran que la previsión de crecimiento de la economía este año “está en torno al 2,2%, por encima de la media de la Unión Europea”.

A ello se añaden, ha proseguido, otros factores como la Prima de Riesgo —ahora estable ya que oscila entre los 100 y los 120 puntos— o la inversión extranjera directa en España que, tal y como ha detallado, ha aumentado “desde los 6.700 millones en 2017 hasta los 38.200 millones en 2018”.

Esto quiere decir, tal y como ha apuntado la ministra, que los inversores extranjeros “están invirtiendo en España”. También ha crecido el Producto Interior Bruto (PIB), como lo ha hecho la creación de empleo que dejó, según Valerio, más de medio millón de nuevos afiliados a la Seguridad Social en los últimos 12 meses.

FORMACIÓN PARA REINDUSTRIALIZAR EL PAÍS

A pocos días de que la campaña electoral comience, la ministra ha asegurado que el país tiene pendiente “cuestiones” en cuanto a la industrialización. La manera de llegar a esa industrialización en nuevas tecnologías, formando a los trabajadores y parados actuales para evitar que se queden al margen del mercado laboral que, a su vez, sigue requiriendo de expertos.

El camino la formación “desde la escuela” y también en la Universidad. Una formación que debe hacerse a través de la “coordinación de todos los orientadores de empleo con los orientadores de los colegios e institutos”. Es decir, que la educación académica y profesional vaya de la mano, en relación, con las empresas “para tener personas formadas”.

En esas personas también se incluyen los mayores, ya que Valerio apuesta por “el derecho al aprendizaje a largo plazo”. Según la ministra “no se puede consentir tener personas de 40-45 años que se les considere desahuciadas para el empleo cuando les queda todavía una amplia carrera laboral”.

REFORMA LABORAL

Tras su ponencia, preguntada sobre la posibilidad de modificar por Real Decreto Ley los aspectos más lesivos de la actual Reforma Laboral. Valerio ha respondido que, a lo largo de estos últimos meses, “se ha estado intentar llegar a enmiendas transaccionales”, pero “ha sido imposible” llegar a un acuerdo de enmiendas “que sean del gusto” de Podemos, Bildu, Esquerra, PdCat y el PSOE.

Dicho esto, la ministra ha concluido indicado que ve complicado poder llegar a este Real Decreto “porque el Gobierno no tiene el apoyo suficiente en la Diputación Permanente como para sacarlo adelante”.