Con septiembre despedimos el verano pero, en ningún caso, despedimos la posibilidad de realizar viajes que quedarán en la memoria. Incluso algunos privilegiados comienzan en dicho mes sus merecidas vacaciones, cuando la gran mayoría se despide de ellas (y puede que ya otros casi ni las recuerden).

El noveno mes del año nos ofrece la posibilidad de disfrutar de destinos menos saturados de gente (si optamos por viajes a la costa) y, algo también importante, de precios considerablemente más asequibles para nuestros bolsillos (si los comparamos con los siempre potentes meses en ese sentido de julio y agosto).

Pero como ‘no sólo de playa vive el hombre’, los viajes en este mes nos ofrecen otro tipo de posibilidades también muy interesantes para el disfrute y el esparcimiento de los sentidos. Por ejemplo, las numerosas Ferias que, en los días de septiembre, salpican el calendario español a lo largo y ancho de la geografía (con destinos que, sin salir de nuestras fronteras e incluso más cercanos a nosotros de lo que creemos, nos van a descubrir, a buen seguro, cosas maravillosas).

Aquí va una propuesta que, les garantizamos, no sólo no les va a dejar indiferentes, sino que en ningún caso les va a defraudar: la Feria de Albacete. No se extrañen si les contamos que cada vez son más quienes fijan entre sus ‘viajes de cabecera’ o sus imprescindibles del año en este sentido a la capital de la provincia más al sureste de Castilla-la Mancha en alguna fecha comprendida entre el 7 y el 17 de septiembre, días en los que celebra su Feria.

Dicen quienes la conocen que, quien la vive una vez, repite experiencia. Y ello se nota, año tras año, en la forma en la que la ciudad multiplica su número de habitantes durante su denominada ‘Septembrina’ en honor a la patrona de Albacete, la Virgen de Los Llanos. Si les gusta el concepto de ‘Feria total’, no pueden dejar de incluir este destino entre su lista de viajes con éxito garantizado. Numerosas encuestas realizadas por medios de comunicación de ámbito nacional (como Telecinco y Antena 3) han otorgado a la Feria albaceteña el título de ‘La mejor de España’ al haberlo decidido así la mayoría de los votantes, por encima de citas tan vitoreadas y populares como la Feria de Abril sevillana, las Fallas de Valencia, la Tomatina de Buñol o los San Fermines de Pamplona.

La de Albacete es una Feria ‘para todos’, totalmente abierta al público, en la que la actividad está asegurada durante las 24 horas del día de las diez jornadas en las que se desarrolla (si hay cuerpos que aguanten ese ritmo). Deporte, cultura, artesanía, música, toros, comercio, espectáculos, atracciones, oferta gastronómica de primer nivel para todas las horas del día, tradiciones y, en todo momento, mucha fiesta.

Los viajes en septiembre, en nuestro país tienen, sobre todo desde 2010 (año en el que fue declarada de Interés Turístico Internacional) una apuesta segura (y de valor creciente)… en la Feria de Albacete. Si aún no lo ha hecho, ¿por qué no comprobarlo?