En esta proyección se hace un repaso por la vida y el trabajo de la artista. La Callas artista y la Callas mujer no pueden ser disociadas ya que los acontecimientos de su vida íntima marcaron su carrera como cantante, tal y como explica en nota de prensa la asociación impulsara.

Según la sinopsis de su vida ofrecida por la organización, en el Conservatorio de , cuando era una adolescente, la soprano española Elvira de Hidalgo vio en ella un gran potencial y le prestó su apoyo. Debutó en la Arena de , Italia, en 1947 con la Gioconda de Ponchielli. El éxito de estas representaciones atrajo sobre ella la atención de otros prestigiosos teatros italianos.

María Callas inauguró una forma de interpretar como nunca antes se había visto en un escenario operístico. Su peculiar voz de amplio registro, unida a su dominio de la técnica, le permitió cantar roles desde soprano ligera a dramáticos y alternar personajes de coloratura ágil y dramáticos con éxito.