Unas obras que, según ha señalado alcalde de Albacete, Manuel Serrano, se han acometido en un edificio declarado Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, de 22.000 metros cuadrados de superficie, “que recupera la ciudad en todo el sentido de la palabra”, ya que está previsto estudiar nuevos usos para el Recinto Ferial, dando participación a los vecinos y a la , con el objetivo de utilizarlo durante todo el año debido a las grandes posibilidades que ofrece.

Ha recordado que el Recinto Ferial tenía problemas estructurales y de humedades por el paso del tiempo y que gracias a estas obras, las cuales han sido financiadas por el a través de una inversión de 2,3 millones de euros.

En este sentido, ha agradecido al Gobierno central su compromiso con Albacete y con el Recinto Ferial asegurando que “que es algo que llevamos muy adentro y a gala”, y además hacerlo en “tiempo récord”, una vez que las obras se han ejecutado en 13 meses aproximadamente, en lugar de en los 22 previstos inicialmente, al tiempo que ha destacado el gran trabajo realizado por los técnicos municipales encargados de la redacción del proyecto.

El primer edil albaceteño ha asegurado que el Recinto Ferial es “el mejor monumento de Albacete” por los grandes beneficios de “imagen, proyección, economía y empleo” que reporta a la ciudad durante la celebración de la Feria, declarada de Interés Turístico Internacional.

El subdelegado del Gobierno reivindica el valor del 1,5% cultural de Fomento en la rehabilitación del Recinto Ferial de Albacete

Por su parte, el subdelegado del Gobierno, ha confirmado que las obras ya han sido recibidas por el Ayuntamiento de Albacete para el disfrute de todos los albaceteños y albaceteñas y de los miles de visitante durante la Feria; y ha reivindicado el valor de la herramienta que lo ha hecho posible como es la partida con cargo a los Presupuestos Generales del Estado del 1,5% cultural del en proyectos de obras públicas.

Tierraseca ha recordado que el Recinto Ferial de Albacete cuenta con una historia de 235 años desde el proyecto iniciado por en 1783 y que ha pasado por distintas obras de remodelación como las acometidas en 1944 y 1974; y “ahora podemos disfrutar de un gran espacio público para otros usos y también nos ha permitido recuperar esta parte tan importante del patrimonio histórico, artístico y cultural de Albacete”.

Así mismo ha resaltado la excelente colaboración entre el para conseguir un uso más allá de los diez días de Feria y ha manifestado la voluntad de colaboración para seguir trabajando en la recuperación y conservación del patrimonio artístico de la ciudad de Albacete.

Última fase de intervención

La última fase, según ha explicado el alcalde de Albacete, Manuel Serrano, se ha intervenido en el círculo interior del Recinto Ferial y en la fachada exterior del edificio. Concretamente, en la fachada exterior se ha picado el zócalo inferior para realizar un saneado del mismo eliminando desconchones, humedades y roturas, y posteriormente se ha utilizado el mismo mortero de cal que en toda la obra, ya que permite al muro respirar y evacuar así posibles humedades interiores que puedan volver a aparecer.

Desde encima del zócalo hasta el alero donde empiezan las tejas de la cubierta, se han reparado además grietas, roturas o abolladuras en zonas puntuales para enfoscar con el mismo mortero de cal utilizado en el zócalo, y finalmente se ha pintado toda la fachada en color blanco.

Respecto de los trabajos en el anillo interior del Recinto Ferial, se han efectuado las mismas actuaciones que en el resto del edificio, es decir, se ha consolidado la estructura de las cubiertas, se han eliminado los elementos añadidos, así como los diferentes solados para hacerlos todos del mismo tipo y al nivel de las aceras, se han tratado las humedades en los muros y se han sustituido los falsos techos.

En cuanto a la totalidad de las obras acometidas en el Recinto Ferial, una vez finalizadas, ha recordado que se han rehabilitado las cubiertas que en mayor o menor grado necesitaban de algún tipo de intervención, procurando mantener la imagen actual de dicha zona a través de la conservación de las soluciones originales utilizadas.

Divisiones de los puestos de la Feria

Del mismo modo, ha señalado que se han eliminado los elementos añadidos al Recinto Ferial con el paso de los años que le restaban interés y funcionalidad, como los cierres de todos los puestos y elementos de fábrica, fundamentalmente mostradores y cierres de tabiquería de pórticos y arcadas, al tiempo que se han suprimido las separaciones y divisiones entre los diferentes puestos.

De esta manera, ha explicado que se ha dado uniformidad a los suelos de los puestos para recuperar un nivel único y uniformizar el tratamiento, con el objetivo de hacerlos más accesibles y transitables, y se han tratado las humedades de todos los muros, en especial de los del tapial que presentaban humedades, realizándose el tratamiento de los muros a lo largo del cierre exterior perimetral, círculo exterior e intermedio, el rabo de la sartén y la zona de lonja.

El alcalde de Albacete ha destacado la importante recuperación y restauración de diferentes motivos ornamentales en las zonas de pilares y capiteles que se ha conseguido con estas obras, fundamentalmente en las zonas de la Capilla de la Virgen y el Salón de Autoridades, señalando que además se han reconstruido los mostradores del círculo intermedio, incorporados originalmente al edificio.

Retirada del cableado

A nivel de instalaciones, ha señalado que se han retirado numerosos cableados y elementos que han ido colonizando las fachadas del edificio, realizando una canalización exclusiva en el falso techo en el rabo de la sartén para que sea más accesible y disponga de espacio para nuevas ampliaciones o incorporaciones de otros elementos.

Además, ha añadido que se ha sustituido el falso techo existente y se han retirado diferentes tipos de techos que se han ido incorporando con el paso de los años, especialmente de escayola desmontable, al tiempo que se ha dotado de una mayor accesibilidad la zona de la Capilla de la Virgen y el salón de autoridades con la instalación de dos ascensores.

Asimismo, ha señalado que el Ayuntamiento ha acometido con medios y recursos propios otras actuaciones que no tenían cabida en el proyecto original pero que consideraba necesarias, como por ejemplo la remodelación y reconstrucción de los bloques de aseos, la colocación de divisiones entre puestos con paneles tipo sandwich y los cierres frontales de los puestos con lonas elevables.

Jornada de puertas abiertas

Finalmente, ha manifestado la intención del Ayuntamiento de organizar futuras jornadas de puertas abiertas en el Recinto Ferial para que los albaceteños que estén interesados puedan conocer ‘in situ’ el resultado final de las obras de conservación y rehabilitación acometidas en uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad.