El escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso , relata que el acusado, en su condición de representante legal de una empresa en (Albacete), ajustó a su interés, en 2003, el resultado de las liquidaciones mensuales, y de esa forma dejó de ingresar a la Hacienda Pública, ese ejercicio, 313.710,33 euros de la cantidad total que tenía que haber ingresado.

En enero de 2007 se inició una inspección en esta empresa y, a principios de febrero, el acusado presentó en Correos, con entrada cuatro días más tarde en la , una declaración complementaria de IVA correspondiente a 2003, en la que reconocía adeudar 300.000 euros, pero sin satisfacer el pago de lo adeudado.