El jurado de este certamen, que va por su quinta edición, es femenino, compuesto por 510 profesionales relacionadas con la industria del vino —representantes de bodegas en Japón, sumilleres, periodistas, restauradoras, educadoras, compradoras y líderes de opinión en el sector del vino— que durante cinco días cataron las muestras de las bodegas participantes.

El sector del vino en Japón observa muy de cerca este concurso, pues la perspectiva femenina en la selección de vinos crea tendencia en el mercado japonés, marcando pautas de consumo, según la información de la bodega, recogida por .

La garnacha autóctona produce, de forma natural, vinos ligeros, elegantes, de precioso color y muy especial aroma, pero en los últimos años, las tendencias de vinos muy intensos y excesivamente amaderados estaban dejando en segundo plano esta interesante variedad.

Desde 2015, Magnolia Wines apostó por rescatar esa personalidad con un original vino joven de elaboración artesanal y sin excesos químicos, que tuvo una excelente acogida en 2016, donde ya obtuvo una medalla de plata en el International New Wine Awards 2016 y se incluyó en las cartas de restaurantes de gran prestigio (varios de estrella ).

En 2016, la bodega reservó parte de su añada para criarla en barricas de roble, donde reposó 20 semanas para ganar la complejidad y matices que aporta la madera. El equipo de bodega contó con la ayuda de grandes expertos y amigos para evaluar su evolución, como Diego Trujillo y su enólogo .