Esta feria, una de las referentes “a nivel nacional” en el calendario ferial de la IFAB, en esta ocasión contará con una superficie de exposición de 2.500 metros cuadrados.

Los expositores de este año vienen de Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, , , , , Cataluña y “este año se contará con dos expositores procedentes de Francia”.

Una novedad importante de esta edición es que, “para dar un mayor realce a la feria”, se ha impreso cartelería de la feria en chino y en ruso y se mantiene el sorteo de una pieza antigua entre los asistentes.

Asimismo, se van a impartir unas charlas sobre restauración a cargo de Chus Cano, presentadora de programas de restauración en el canal ‘En Casa’.

Imaginería, pintura, mobiliario, arte gráfico, joyería, lámparas, decoración, relojes, forja, cerámica o coleccionismo son algunos de los “muchos objetos” que se van a poder encontrar en esta feria.

Hay una comisión de control y seguimiento que certifica la antigüedad y la calidad de las piezas que se exhiben, para una feria que supera los 5.000 visitantes.