Don visitó hace unos días la ADASUR, con sede en Mondéjar, creada “Ad hoc” para beneficiarse de los fondos europeos en detrimento de la , con más de veinte años de experiencia y sobrada capacidad en el desarrollo de los programas europeos -tanto individualmente como federados en FADETA- y cuyo único objetivo ha sido el desarrollo del medio rural, creando además conciencia de zona y mostrando una cohesión como Asociación muy importante.

COMARSUR ha sido siempre una asociación plural, en la que han tenido cabida en su todos los socios y asociados, y en su Junta Directiva la representación de todos los sectores económicos, sociales y políticos de la Comarca, de acuerdo a sus Estatutos. Esta composición nunca fue motivo de desavenencias.

Su separación de la Federación FADETA, en la búsqueda del interés general para toda la Comarca y con la intención de que Comarsur solicitara la gestión de un nuevo programa de desarrollo rural, y consiguiente generación de más ingresos, se realizó por consenso entre FADETA y COMARSUR. Acuerdo tomado por unanimidad en y Junta Directiva celebrada en Tendilla el 30 de marzo de 2016.

La creación de ADASUR de un día para otro, con el incumplimiento de lo establecido para la aprobación de una nuevas asociaciones (sin firma de Estatutos, ni Acta de constitución por los promotores, sede de la misma…, etc.); así como la convocatoria de Plenos Extraordinarios y urgentes solo en Ayuntamientos afines, para separarse de COMARSUR y adherirse a la nueva Asociación, son una prueba más de la operación política en la que no se tuvieron en cuenta los intereses generales de una Comarca y sus habitantes; sino los intereses partidistas y el de sus líderes políticos de los que aún se espera una explicación. Es desprecio a toda una Comarca esta actuación ventajista al asegurárseles, por parte de la Junta de Comunidades, que serían los beneficiarios del nuevo programa en detrimento de Comarsur.

Pueden llamarlo como quieran, pero la presentación del Proyecto de Gestión para toda la Comarca Sur de Guadalajara, trabajo llevado a cabo durante más de un año por COMARSUR -con asistencia de los miembros de su Junta Directiva a las sesiones celebradas en distintos pueblos-, ha sido entregado de manera fraudulenta a una Asociación (ADASUR), que en ningún momento participó del mismo, por la sencilla razón de que no existía. Eso es apropiación indebida y el acto de beneficiar, de manera consciente, este tipo de actuaciones, podría constituir una posible prevaricación.

Admitida a trámite la denuncia de COMARSUR por el de Castilla La Mancha de Albacete, en defensa de sus propios intereses y los de toda una Comarca, se espera en breve su decisión. En cualquier caso, lo que sí ha quedado de manifiesto, es comprobar cómo unos responsables políticos actúan de manera irresponsable anteponiendo sus propios intereses partidistas a los de toda una Comarca.

No tengo razones para dudar del señor consejero de Agricultura. Posiblemente sea ajeno a esta intrahistoria, reducida al máximo y, con diversos actores principales y secundarios, pero me pregunto y le pregunto a don Francisco Martínez Arroyo, ¿qué aducirá para justificar su actuación si se falla en contra de la adjudicación del Programa a Adasur por parte de la ?

Miembro del