El Obrero Español está inmerso en un proceso interno, democrático, para elegir al Secretario General de una forma participativa, donde cada militante tiene un voto y será, por tanto, la decisión mayoritaria, la que llevará a uno de los candidatos a la dirección del partido.

En el PSOE, una de las tareas de todos los militantes es la defensa de los valores principales del partido, entre ellos, la Libertad, la Tolerancia y el Respeto. Este proceso en ningún caso debería realizarse obviando estos valores, no obstante, como existe constancia en el equipo de apoyo a la candidatura de en la provincia de , de determinados métodos de presión que se están llevando a cabo hacia los compañeros y compañeras, si no se avala a la candidata del aparato, , desde cargos orgánicos e institucionales, llegando incluso a hacer uso de medios públicos, para infundir miedo a los militantes, es por lo que emitimos esta nota de prensa.

Desde esta candidatura rechazamos los métodos de coacción, que están teniendo lugar en este proceso. La presión que algunas personas están sufriendo para avalar a Susana Díaz, cercenando su libertad, no puede tener cabida en este partido. La libertad individual no solo es un importante valor personal, sino necesaria si queremos tener una adecuada convivencia entre militantes.

Por ello, además de denunciar a los aparatos que están actuando de forma torticera, queremos hacer un llamamiento, para que entre todos los socialistas, defendamos la democracia interna y la libertad de cada militante. Es necesario no dejarse influenciar con métodos reprobables por cargos orgánicos e institucionales, cada militante debe avalar y votar según su criterio, ya que ni el miedo, ni el clientelismo político deben tener cabida en el proyecto socialista.

Nuestra opción es Pedro Sánchez, porque el proyecto socialista que representa se corresponde con el sentir mayoritario de los afiliados y las afiliadas, le consideramos la verdadera alternativa al gobierno del PP y el mayor defensor de los valores de bienestar y solidaridad con las personas que más lo necesitan. No obstante consideramos que cada militante tiene que valorar el abanico de opciones que se presentan y decidir aquella que más se corresponda con su pensamiento ideológico. La libertad no solo debe ser respetada, sino defendida por todas las personas que formamos el PSOE y por ello denunciamos públicamente aquellos hechos que no se correspondan con la defensa de los valores de nuestro partido.