Este domingo, 10 de febrero, hemos dado una lección de unión, unión contra lo que no pueden decidir unos pocos, unión contra la gestión del gobierno socialista. Unión porque la inmensa mayoría de españoles no queremos que se negocie, lo que es imposible de negociar, lo que queda fuera de nuestro marco constitucional y fuera de nuestro Estado de Derecho. Con la unidad de España no se negocia. La unidad de España compete a todos los españoles, no solo a unos pocos.

Este domingo, por España, por Cataluña, se han dado cita en la plaza de Colón de Madrid, y en las calles adyacentes, 250.000 españoles. 250.000 gargantas gritando “Viva España”, aclamando sensatez frente a la imprudencia. Todos bajo una misma bandera, como símbolo de soberanía e integridad, todos bajo un mismo sentimiento de unión frente a la desunión que nos traslada el Presidente Sánchez.

Este domingo el mensaje claro y nítido que la mayoría de españoles hemos lanzado al Presidente , ha sido que haga un acto de responsabilidad, que haga un acto de lealtad a España y cumpla con su palabra de convocar elecciones.

Sr. Sánchez, estamos en democracia, y como tal, no debe tener miedo de darle la voz al pueblo.

Sr. Sánchez es hora de que el pueblo hable.

Artículo de Antonio Martínez Iniesta, presidente de Reacciona por España en CLM y miembro del

ÁLBUM DE FOTOS