Que la dieta mediterránea ha sido el colmo de la generación “millennial” no es sorpresa de sus progenitores. Desesperados por el rechazo de sus hijos e hijas a ingerir verduras y hortalizas, han venido utilizando con recurrencia y durante décadas una pregunta casi retórica y de escasa eficacia: “¿lo has probado para saber si te gusta?”.

Desde que el anunciara su intención de exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos han venido produciéndose diversas manifestaciones de corte fascista en oposición; yugo y flechas en brazo derecho estirado con mano abierta y águila impresa en rojigualda dictatorial. Buena cobertura han dado de ello medios de comunicación que colaboran a diario, de forma directa o indirecta y voluntariamente o no, con la apropiación indebida y la usurpación de signos y símbolos de identidad nacional para la custodia de la derecha más rancia de nuestra democracia, incluso por delante de la Fuerza Nueva de ; robándoselas al conjunto de ciudadanos que bien orgullosos estamos de nuestras gentes, pueblos y emblemas. A esa derecha que bien habría preferido continuar un adoctrinamiento y moldear la realidad de lo que el golpe de Estado de julio de 1936 supuso para nuestro país.

Desgraciadamente, poco se ha insistido en la falta de respeto a la historia y a la memoria colectiva de miles de exiliados, en el mejor de los casos, cuando no violentamente asesinados o muertos en vida reprimidos en campos de concentración o presos hasta su muerte en condiciones inhumanas entre las que con habida frecuencia se empleaban vejaciones, palizas y torturas. Demasiadas apariciones de , o en los libros de literatura, y pocas referencias históricas a su vida durante la represión. Recitar sus poemas sin entender su significado también es menoscabar la justicia poética. Tampoco se ha escuchado en los medios de comunicación que el Gobierno se ha limitado a poner en marcha lo que el poder legislativo, legitimado por el voto de los ciudadanos, ya aprobó en el ejercicio del año 2017. Votación en la que ninguna fuerza política atrevió a oponerse, si bien los resquicios de lo que un día fue, y tal vez el sentimiento de nostalgia, provocó la abstención del . Acción política, por tanto, que el gobierno inmovilista anterior no se atrevió a ejecutar pese a ser de su obligada aplicación tras la imperante decisión en sede de la soberanía popular que -recoge nuestra Constitución- emana del pueblo hacia el poder constituido que atribuye a las Cortes.

Pero si hay una información que escasea entre el amplio elenco de oleadas de información que llegan a nuestras pantallas es, paradójicamente, la explicación sobre qué es el Valle de los Caídos. En síntesis, un autohomenaje de Franco para sí mismo y para el resto de adeptos al régimen, construido por presos políticos, donde “descansan” más de 30.000 cadáveres en una titánica fosa común y cuya propiedad es del Estado y, por ende, el coste de su mantenimiento también lo sufragan todos los españoles.

Y como es de bien nacidos ser agradecidos, fanáticos de lo que nunca probaron han cubierto de propaganda más propia de otra época que de esta las sedes del PSOE de nuestra provincia, hace unos días de Albacete y hoy de .

Desde Juventudes Socialistas condenamos estos lamentables hechos y trabajaremos encarecidamente por la democracia y la memoria colectiva; con el fin de que los nombres de valientes que estuvieron siempre del lado de los derechos y libertades nunca caigan en el olvido. Porque por las ideologías puede llegarse a morir, pero jamás a matar.

En estos actos de cobardía y estupidez humana se esconde no solo la exaltación del autoritarismo que mantuvo a España por detrás de Europa durante décadas sino también del desconocimiento. Lo que preocupa, y no poco, es que estos actos contra la higiene de la memoria histórica son ejecutados por los mismos “millenials” que repudian las verduras y hortalizas que han mejorado nuestra dieta y alargado nuestra esperanza de vida. Y lo hacen por las mismas razones: lo hacen porque defienden un franquismo que nunca han probado ni probarán.

Marqués

Secretario General de las Juventudes Socialistas Provincia de Albacete