María, 78 años, gran dependiente. Su esposo de 84 años estuvo esperando más de un año para recibir la prestación a la que su condición de gran dependiente le daba derecho. Nunca llegó, murió antes. Su hijo , cuidador en el entorno familiar de María, también falleció a los pocos días. Se comunica a la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha su fallecimiento para cambiar la persona cuidadora y la respuesta es retirada de prestación económica y concesión de ayuda a domicilio de una hora al día. Esta es la historia, la triste y sangrante historia de María, de su hijo Manuel y de su esposo Miguel. Pero la historia de Miguel, fallecido pasado más de un año sin recibir lo que la ley le reconocía, es la historia de 4.000 dependientes más que ya no podrán “celebrar” la publicación en el DOCM de la Ley de Discapacidad porque han muerto en la misma espera.

, 9 años, hasta hace unas semanas reconocido gran dependiente. De repente se le “revisa” de oficio su grado y surge el “milagro”, ahora es dependiente “moderado”. En un escrito frío, aséptico y lleno de disposiciones y leyes se le comunica muy “educádamente” que su prestación finaliza desde el día de emisión de la nueva resolución, lo que esto implique para su vida poco importa. Esta también es la historia de casi 6.000 grandes dependientes que han perdido durante lo que llevamos de gobierno de Cospedal esa condición.

Manuel, 6 años, parálisis cerebral, reconocido como dependiente moderado desde hace 15 meses a la espera de Julio de 2015 para poder recibir prestación o servicio. La historia de más de 25.000 dependientes moderados que han sido despreciados y olvidados por Cospedal en los presupuestos del año próximo y que no van a incorporarse a las prestaciones por dependencia. Y ya es la tercera vez.

Esta es la realidad de lo que está ocurriendo en Castilla-La Mancha, esta es la realidad de lo que está sucediendo en el “reino” de la número 2 del . La Ley de Discapacidad nace muerta mientras no se termine con los muertos en dependencia. Para poder disfrutar y beneficiarse de esta Ley lo primero que hay que estar es VIVO, lo primero que debe ocurrir es que se pongan todos los medios y se facilite a las personas. Sí Sra. Cospedal, personas con nombre, con hijos, con padres, con sentimientos y corazón, una VIDA DIGNA. Antes de una Ley de Discapacidad utilizada para lavar una imagen, de la que no podrá nunca borrar las marcas de las personas dependientes fallecidas, hay que legislar con alma, con sentimientos. Por mucho que se empeñe en hacerse fotografías con personas de un colectivo “secuestrado” por algunos de sus dirigentes para mantener sus jugosas subvenciones , ¿a que sí Sr. Perales?, las personas en situación de dependencia, sus familiares, sus amigos y la gente con corazón saben bien, pero que muy bien, la realidad de todo lo que está sucediendo.

Medir en votos las políticas con este colectivo, preparar una mascarada en forma de “Ley de Discapacidad” con la connivencia y el pábulo de muchos medios de comunicación a costa de la vida de más de 4.000 dependientes muertos no es digno.

Cada uno de los diputados regionales que votaron a favor de esa Ley, SABIENDO TODO LO QUE ESTA OCURRIENDO EN CASTILLA-LA MANCHA con las personas en situación de dependencia, deberían hacer una profunda reflexión personal acerca de la verdadera motivación que les ha llevado a desarrollar su carrera política.

Fdo. Pérez - Presidente Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia en Castilla-La Mancha - Portavoz Coordinadora Estatal de Plataformas en Defensa de la Ley de Dependencia del Estado Español