Sorprende mucho, en primer lugar, este interés suyo de trasladar a la calle cuestiones internas del partido. No sé si lo que quiere es desgastar al PSOE, manchar su nombre y sus valores. contra él. Él la víctima de todo. El que más sufre. Al que más le duelen las cosas. No, compañero, no. Contemos las cosas como son y cada cual que saque sus conclusiones. Puestos a sacar de las sedes las cuestiones que deben permanecer en ellas, al menos, que sea con la verdad.

Sabe bien que le estamos requiriendo información por posibles incumplimientos de los estatutos del PSOE desde antes de celebrarse las Primarias a las que concurrió. Le vino bien ser candidato porque, en ese momento, y por respeto al proceso interno y para que nada pudiese enturbiarlo, se paralizaron dichas solicitudes de información que, a día de hoy, siguen sin respuesta.

No responde a los requerimientos de la Ejecutiva Provincial; no responde a los requerimientos de la Ejecutiva Regional, pero es que tampoco responde a la Ejecutiva Federal, liderada por , que le está pidiendo la misma información que la provincial y la regional. Digo yo que quizá, en lugar de pensar que hay un complot contra una persona, podría pensar en qué está haciendo para que todos los estamentos del partido coincidamos en que debería presentar información que no presenta.

Como muestra, baste decir que, a día de hoy, el Grupo Municipal Socialista de Azuqueca de Henares, es el único de toda España que no ha presentado sus cuentas. Por eso, lo que alguien llama persecución, nosotros lo llamamos transparencia y cumplimiento de obligaciones con el .

¿Qué tal si, en lugar de decir que le perseguimos presentase la información que se le está requiriendo desde todos los lados? ¿Qué tal si dejase de ligar su participación en las Primarias con cualquier intento del Partido de pedirle que cumpla los estatutos y haga lo que hacen el resto de los alcaldes de España?

Desde el PSOE provincial vamos a seguir exigiendo a quien forme parte de el cumplimiento de las normas que, entre todas y todos nos hemos dado para proteger al PSOE de quien quiera hacer un mal uso del partido. En este Partido las leyes, los estatutos, no se negocian. Se cumplen. Y los abusos o los incumplimientos no se tapan, como se hace en otros partidos. Se actúa contra ellos.

Nuestro compromiso ético y el respeto por este partido que, está muy por encima de los intereses particulares de cada uno pero siempre por debajo de la ley, nos obliga a exigir que nadie deje de rendir cuentas, que nadie quiera utilizar el PSOE en su beneficio. Por hacer esto estamos sufriendo calumnias de todo tipo (basta con leer la carta de José Luis Blanco), amenazas de revelar conversaciones privadas (lo que sería un delito), incomprensión de todo tipo. Pero no importa.

Me afilié al PSOE para participar en un proyecto transformador que contribuya a mejorar la vida de la gente, no para enfrentarme a ningún compañero. Pero la obligación de la Ejecutiva de la que formo parte es que todos los militantes tengamos los mismos derechos y las mismas obligaciones. No podemos permitir que haya quien pida todos los derechos, y se le respeten como no puede ser de otra manera, pero no quiera cumplir con ninguna obligación. Entre ellas, una tan importante como presentar las cuentas del grupo municipal para el Tribunal de Cuentas.

Por tanto, para que cese lo que interesadamente se quiere llamar persecución política, aunque no es más que solicitud de información, lo que hay que hacer es muy simple: responder a todos los requerimientos que se han planteado con los estatutos en la mano al responsable del único grupo municipal socialista de España que no ha rendido cuentas.

Y, ya de paso, contestar a todo lo demás que estamos preguntando y, que no es baladí, ya que tiene que ver tanto con la gestión como con el hecho de que no contribuya a los gastos de mantenimiento del partido, como sí hacen todos los cargos públicos del PSOE, o que no convoque a algunos concejales del PSOE a las reuniones del grupo municipal de Azuqueca de Henares.

Esperamos que todo esto se zanje redactando, no una carta para los medios de comunicación, sino una respuesta a los requerimientos de las ejecutivas provincial, regional y federal. Dejemos de hablar en los medios y de buscar estrategias victimizantes. No confundamos a la sociedad pretendiendo hacer creer que las cuentas que se le exigen a uno tienen que ver con la posición en las Primarias, cuando se empezaron a pedir y a no dar seis meses antes de las mismas. La lealtad en el partido también se ejerce de esa manera.

Santamaría Secretario de Organización PSOE de Guadalajara