52 año después de que el presidente del país más poderoso del Mundo, John F Kennedy, proclamase ante el Congreso de los de América los siete derechos básicos y fundamentales de todos los Ciudadanos en su condición de Consumidores y Usuarios, resulta inevitable, para quien lleva ya muchos años dedicado a informar y defender los derechos de los consumidores y usuarios, hacer una profunda reflexión acerca de los recortes y austeridad impuesta por unos gobernantes que, en base a una crisis provocada por un sistema injusto e irracional, están haciendo retroceder en derechos tan importantes, como la educación, la salud, la vivienda, la información, así como la participación y representación entre otros y que afecta, de forma especial, a los consumidores más vulnerables.

Por ello hoy, 15 de Marzo de 2015, en plena recuperación de la crisis económica según el Gobierno, pero en contraposición con la cruda realidad de pérdida de derechos y conquistas de muchos años de esfuerzo y de trabajo, quiero decir fuerte y alto BASTA YA. Hace cerca de cuatro años que no se reúne ningún órgano de representación y participación de los consumidores establecidos en la legislación vigente. En este periodo de tiempo, han desaparecido varias asociaciones de consumidores de nuestra Comunidad por falta de apoyo institucional, cuando ese apoyo es obligado por la propia Constitución. Por todo ello hoy, coincidiendo con la celebración del día Mundial de los derechos del Consumidor, Quiero poner de manifiesto:

QUE ES EL MOMENTO DE LOS CONSUMIDORES.

Que no estamos dispuestos a tolerar ni permitir más abusos, más recortes, no más desahucios injustos, no más enfermos sin medicamentos necesarios.

Que no estamos dispuestos a permitir que se tomen decisiones que nos afectan de forma directa sin ser escuchados ni consultados.

Tenemos que pasar a mostrar una actitud más activa, convencernos del poder real que tenemos como consumidores organizados. Es preciso que comencemos a rechazar todo aquello que no respeta nuestros derechos. A denunciar situaciones de injusticia, tanto ante las entidades financieras, como empresas prestadoras de servicios públicos. Rechazar productos que suben de precio injustificadamente y boicotear, si es preciso, establecimientos que no ajustan sus precios a costes y márgenes razonables.

Es necesario que comencemos a ser consumidores más combativos, exigiendo más transparencia en toda la información en cuestiones que afectan a nuestros derechos, defendiendo la libre competencia que hoy solo existe en los papeles pero no en la realidad, y que perjudica nuestros intereses económicos. Todo ello solo llegará a ser una realidad cuando los Consumidores asumamos con rotundidad nuestra presencia activa, actuando, denunciando actitudes desleales, apoyando y defendiendo un movimiento de consumidores fuerte, capaz de combatir en igualdad de condiciones con los diferentes estamentos de la producción y la distribución de bienes y servicios. En definitiva hoy, queremos reivindicar una sociedad más justa, más solidaria y más respetuosa con nuestro entorno medioambiental y con los derechos de los consumidores y trabajadores.

José Mª Roncero Garrido Presidente UCE Albacete