Cuando quieres situarte sobre un tema, es muy usual hacer un poco de genealogía de las ideas. A veces, también es muy útil e instructivo conocer el origen de las propias palabras que engloban conceptos muy amplios y complejos.

Ambas cosas he hecho como reflexión previa para tratar sobre la Cumbre por el Clima de , esto es hablar del Cambio Climático y en consecuencia de ecología. Esta última palabra hoy omnipresente, es acuñada por un alemán en el siglo XIX y como buen científico utiliza el idioma clásico griego para componerla con dos palabras: oikos y logos. La segunda por todos es conocida como parte final de la palabra que sustantiva muchas ciencias y que significa: “estudio o tratado”. Respecto a la primera me parece sumamente inspirador y acertado su significado: “casa u hogar”.

Es aquí donde encuentro la clave: si por encima de debates científicos sesudos (por supuesto necesarios), de intereses económicos, de posturas ideológicas entendemos algo tan sencillo como que la cuestión sobre el Cambio Climático gira sobre el futuro de nuestro planeta, de nuestra “casa” en su sentido amplio, del “hogar” de nuestros hijos e hijas, estamos centrando la cuestión en su esencia justa. Como en cualquier asunto que afecta a nuestro hogar familiar o al futuro de nuestros hijos, no podemos perder ni un solo minuto para ofrecer solución.

En cuanto a la antigüedad del tema, coincide en el origen de los griegos clásicos como Aristóteles o Plinio por parte de los antiguos romanos, el respeto por la naturaleza siempre ha sido una preocupación que ha adquirido talla de problema mayúsculo en las últimas décadas, hasta llegar al día de hoy donde es el “Gran Desafío”. Las consecuencias empiezan a notarse y lo que más inquieta es que las previsiones no hacen más que empeorar. Como dice el lema de la COP 25 de Madrid “Es tiempo de Actuar” y así lo creo.

Por eso cuando redactábamos el programa electoral con el que me presentaba a las elecciones, quise que este estuviera alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. Proponer a la ciudadanía de un modelo de desarrollo económico que creara empleos dignos y de calidad, en lo urbano una ciudad amable, sostenible y moderna. Obtuve la confianza de la ciudadanía, hoy soy alcaldesa y esas propuestas son programa de gobierno: tengo el mandato popular de hacer esos proyectos realidad y con ese horizonte estamos trabajando.

El convencimiento político y la necesidad del momento son los que nos han llevado a estar en la Cumbre del Clima, pues en estos momentos Puertollano tiene cosas que decir y aportar al respecto: experiencias que mostrar, conocimiento que sumar. Y por que el cambio de modelo productivo al que las circunstancias nos obliga, puede ser una fuente de oportunidad para nuestra ciudad y su sector industrial.

Puertollano en la Cumbre por el Clima

Puertollano tiene históricamente experiencia en cambiar su modelo productivo con éxito, somos una ciudad adaptativa y resiliente que ha sabido cambiar y aprovechar las oportunidades en otros momentos. El pueblo agrícola y ganadero hasta finales del XIX se transformó en la ciudad minera del siglo XX, más tarde petroquímica y ahora una ciudad que pone su capacidad adaptativa, conocimiento y talento humano al servicio de una nueva economía circular y verde.

Somos la ciudad que alberga tres centros punteros de referencia en investigación en la materia: Clamber como biorrefinería, el CNH2 o el ISFOC, . Si esto fuera poco, contaremos próximamente con la , prevista en la futura Ley de Ciencia e Innovación regional.

Puertollano también es el lugar donde se sitúan primeras experiencias de vanguardia en el sector de las renovables como la de ENCE, donde se hibrida la producción de energía combinando sistemas de biomasa y termosolar o Lifefortires, de reciclaje de neumáticos usados. Sin olvidar las inversiones millonarias que está realizando REPSOL para reducir sus emisiones adaptándose a los nuevos estándares. O ya en otros campos, aquí también contamos con la tecnología avanzada de DEIMOS, empresa clave en el sector espacial europeo, con su producción de satélites.

Todo ello en el marco de un Ayuntamiento concienciado y que centra su acción de gobierno en la promoción económica de la ciudad apostando por este nuevo modelo de producción y de contar con la primera Ley de Economía Circular de nuestro país, que la semana pasada aprobaba la Junta de Comunidades de Castilla –La Mancha cuyo objetivo es promover la instalación de empresas del sector, previendo ayudas al efecto en el propio articulado. Se estima que la entrada en vigor de esta ley conllevará la creación de 30.000 puestos de trabajo en nuestra región. Trabajamos ya para que Puertollano pueda aprovechar las oportunidades que se abren. Será bueno para la ciudad a la vez que será bueno para el futuro de este planeta. Estamos actuando ya en lo local con la inspiración del pensamiento global que exige nuestro tiempo.

Todo esto es lo que nos lleva a ser una de las cincuenta experiencias de Gobiernos Locales de todo el país que participará en la Cumbre del Clima de Madrid, la única de Castilla-La Mancha, en el Stand de la FEMP en su “Cumbre por el Clima de Gobiernos Locales”. Lo haré con toda la vocación de servicio público que tengo y con el convencimiento que me da representar a una ciudad con tantos elementos positivos que aportar a estos nuevos tiempos. También por una razón más intima, mis hijos, pensando en ellos, en todos y todas los de su generación sin duda “Es tiempo de actuar”. Esta es mi manera.