Se deshojó la margarita: 103, 125, 103, 125, 103?… no!!! 98 millones de subvención nominativa a la Universidad de Castilla La Mancha. 55 millones menos que en 2011, a pesar de las afirmaciones de la Sra. Presidenta Cospedal de que ¡sólo iban a recortar 50!

Tras una sistemática tarea de negociación del equipo rectoral se llega a este resultado: 98 millones más la promesa del consejero Sr. Marín de que compromete 28 millones más. ¿De dónde? ¿De sus ahorros? Porque en el presupuesto no están y si no están en el presupuesto ¿cómo van a transferirlos?

¿Piensa el Sr. Marín, o mejor aún, podemos pensar todos que el Sr. Marín tiene garantizado seguir siendo consejero y que cumplirá su promesa? ¿Está el Sr. Marín, con esa oferta de más recursos, contradiciendo la afirmación que hizo en diciembre la Sra. de Cospedal de 50 millones menos? Sr. Marín, lo mejor es que promueva una enmienda e incorpore, al menos, esos 28 millones que promete. Porque si hacemos una lista de las promesas incumplidas de responsables del no acabamos.

Seguramente con 126 millones y el fuerte incremento de recaudación que la universidad prevé por el aumento de las tasas universitarias –nótese que “en el mejor de los casos” y según se lee en declaraciones de responsables de la universidad las tasas pasarían de representar el 11% a representar el 15%, esto es que si un estudiante paga este curso 1.100 euros, el próximo pagará 1.500, ¡¡un 36% de incremento!!- se podría mantener con dignidad la actividad docente en la universidad. Pero sólo hay garantía de 98 millones (¡¡otra vez el 36%, pero ahora de recorte!!).

De la investigación, otro día.

Que nadie se confunda. El responsable de subir las tasas un 36% y de bajar la financiación universitaria otro 36% es el . En la hasta ahora floja defensa desde la universidad de su autonomía, de su oferta formativa y de su oferta investigadora y de desarrollo tecnológico, muchos responsables.