Esta iniciativa promovida por la del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), en colaboración con la Consejería de Educación y Cultura, se han llevado a cabo más de 3.800 charlas, trescientas de ellas en los dos últimos cursos escolares, según ha informado la Junta en nota de prensa.

En las charlas que se han impartido este año han colaborado 36 profesionales médicos y de enfermería relacionados con las Unidades de Coordinación de Trasplantes que existen en los hospitales de la región.

En estas charlas, los profesionales sanitarios informan a los alumnos de qué es y cómo se realiza una donación, ofreciendo algunos datos sobre la importancia de este gesto altruista. Las clases se desarrollan de forma interactiva y con la participación de los alumnos que plantean sus dudas y preguntas al respecto. Al final de la actividad se entrega a los alumnos una encuesta y un tríptico con información sobre la donación y trasplantes.

Del resultado de estas encuestas se desprende que, previamente más del 40 por ciento de los chicos han asegurado que la información que tienen sobre la donación y trasplante la han obtenido en la televisión o en el colegio, y el 15 por ciento de profesionales de la medicina.

Además, casi un 90 por ciento ha considerado importante el trasplante porque aumenta la calidad de vida y los pacientes viven más tiempo. Un 96 por ciento ha tenido buena opinión de los donantes y el 95 por ciento ven muy bien o bien que un familiar suyo fuera donante.

Uno de los objetivos alcanzados durante el año pasado ha sido la disminución de las negativas familiares a la donación, situándose en mínimos históricos, por debajo de la media española, un 9,2 por ciento en Castilla-La Mancha frente al 15 por ciento del conjunto del país. Al cierre del año pasado, ha estado casi 45 puntos por debajo que hace diecisiete años y cinco puntos menos de la que se registró en 2016 (14,4 por ciento).

Según la Unidad Autonómica de Coordinación de Trasplantes, tras analizar las negativas a la donación se ha llegado a la conclusión de que lo determinante a la hora de tomar la decisión de la donación es el desconocimiento previo sobre el tema y no haber abordado este asunto en el ámbito familiar, con los amigos o en el trabajo. De ahí la importancia de este tipo de charlas ya que favorecen el debate en el entorno social de los jóvenes.