Hasta el día de hoy, se han celebrado seis rutas de las veinte previstas para el año 2018 durante la época de primavera y otoño, y la previsión es duplicar el número de participantes respecto a 2016, cuando se pusieron en marcha, hasta llegar a los 3.500.

Las seis rutas se han desarrollado en Lezuza (Albacete), Luciana (Ciudad Real), Almodóvar del (Cuenca), (Guadalajara), (Ciudad Real) y (), según ha informado la Junta en nota de prensa.

El programa regional de Rutas Senderistas forma parte del Activo impulsado por el Gobierno de Castilla-La Mancha para contribuir al bienestar de las personas mayores.

En total, se realizarán 20 rutas en las cinco provincias de la región, cinco más que el pasado año, y participarán más de 3.500 mayores, un 40 por ciento más que en 2017 y más del doble que en 2016, cuando congregaron a 1.723 mayores.

Las rutas son totalmente gratuitas para los mayores, de entre 8 y 10 kilómetros de distancia, sencillas, sin grandes desniveles ni dificultades. Como complemento también se realizan visitas turísticas y culturales en la zona.

Por provincias, se realizarán cinco rutas en Ciudad Real, tres en Guadalajara y cuatro en Cuenca, y las mismas en Albacete y en Toledo.

Las Rutas Senderistas suponen una inversión económica para el Gobierno de Castilla-La Mancha de 95.000 euros en 2018, pero fundamentalmente social, al tiempo que son un dinamizador de la economía e impulsarán la creación de 60 puestos de trabajo.

Además, implicarán a 20 restaurantes, 30 empresas de autobuses y 15 empresas de servicios, todas de Castilla-La Mancha.