Según informa la organización, la Gran Recogida en España es la más exitosa de Europa pues en las ediciones anteriores superó las cifras cosechadas en países como , Francia y Portugal. Este año el objetivo es superar los 22 millones de kilos de alimentos no perecederos que los ciudadanos donaron en la edición anterior.

“Sabemos que no es fácil lograr esta meta y mucho menos conseguirla varios años consecutivos, apelando una vez más al esfuerzo y la solidaridad de la población española”, explica la Federación, que incide además en la necesidad de voluntarios para hacerlo posible.

En concreto, se necesitan unas 130.000 personas solidarias que cubran los cerca de 11.000 puntos de donación que durante los días de campaña se van a habilitar en hipermercados, supermercados y tiendas de alimentación en todo el territorio nacional durante los días 1 y 2 de diciembre y también el día 3 en y diversas localidades.

Estas personas tendrán que dedicar 4 horas de su tiempo para motivar al público a hacer sus donaciones en los puntos de recogida e informarles sobre el tipo de alimentos que más se necesitan para la cesta básica. Los ciudadanos podrán encontrarles en sus comercios habituales con cajas donde recoger la comida que se compre específicamente para entregar al .

La Federación alcanza a ayudar a más de 1.500.000 personas desfavorecidas, con un reparto anual de alimentos de más de 153 millones de kilos, pero recuerda que en España existe una bolsa de pobreza que alcanza los 5 millones de ciudadanos.