Entre este jueves y viernes, la jueza ha escuchado a estos 23 detenidos en la operación contra la mafia china dirigida por la Comandancia de la Guardia Civil de Ciudad Real y ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza para 17 de ellos, mientras que ha dejado a otras 6 personas en libertad con cargos y con varias medidas cautelares como la obligación de comparecer en los juzgados los días 1 y 15 de cada mes, la prohibición de salida del territorio nacional y la retirada cautelar del pasaporte.

Tanto a los que han ingresado en prisión como a los que han quedado en libertad con cargos se les imputa provisionalmente un delito de pertenencia a organización criminal y tráfico de drogas.

La operación, que todavía continúa abierta, se está desarrollando en las provincias de Ciudad Real, y y la instrucción del caso la está llevando el Juzgado Número de Alcázar de San Juan.