La cifra de nacimientos en Castilla-La Mancha continúa su tendencia a la baja al registrarse durante la primera mitad de 2019 un total de 6.914, lo que supone un 11,1% menos que en el mismo periodo del año pasado, cuando tuvo lugar un total de 7.780 alumbramientos

Así lo reflejan los datos provisionales de la Estadística del Movimiento de la Población, publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) este miércoles 11 de diciembre, relativos a los seis primeros meses de este año, que sitúan a Castilla-La Mancha como la cuarta región con mayor caída de los nacimientos, por detrás de las ciudades autónomas de Melilla (-27,6%) y Ceuta (-22,6%) y en Principado de Asturias (-12,0%).

En este periodo de tiempo también se han reducido en un 3,1% las defunciones, pues en el primer semestre fallecieron en Castilla-La Mancha 10.199 personas, frente a las 10.530 registradas entre enero y junio del 2018.

Por ello, en los primeros seis meses del año el saldo vegetativo (nacimientos menos defunciones) fue negativo en la comunidad en 3.285 personas, 535 más que el pasado ejercicio, cuando el saldo fue entre enero y junio de 2.750.

Por otro lado, en la primera mitad del año, el número de matrimonios disminuyó un 0,4% respecto al mismo periodo de 2018.

El INE también ha publicado este miércoles los datos definitivos correspondientes al año 2018 que fueron difundidos como provisionales en junio de 2019. El todo el año pasado el año se produjeron en la región un total de 15.845 nacimientos y 19.574 defunciones, siendo el saldo vegetativo de -3.729. En cuanto a matrimonios, se produjeron 7.163.

Así las cosas, la tasa bruta de natalidad se situó el pasado año en la región en 7,8, la de mortalidad en 9,64, bajando al 2,34 en el caso de la infantil.

La tasa bruta de nupcialidad fue del 3,53 y el indicador coyuntural de Fecundidad se situó en el 1,27. La edad media de la maternidad fue de 32,1, la del primer matrimonio de 33,6 y la esperanza de vida al nacimiento de 83,4.

DATOS NACIONALES

La cifra de nacimientos en España continúa su tendencia a la baja al registrarse durante la primera mitad de 2019 un total de 170.074 nacimientos, lo que supone un 6,2% menos que en el mismo periodo del año pasado.

Fuentes de este organismo señalan a Europa Press que se trata de la cifra más baja de nacimientos desde el año 1941, cuando comenzaron a registrarse estos datos. En el primer semestre del año los nacimientos continúan reduciéndose por décimo año consecutivo, una tendencia a la baja sólo interrumpida en 2014.

Concretamente, respecto a los mismos meses de 2018, de enero a julio de 2019 se han producido 11.292 nacimientos menos, según los datos del INE, que destaca que el número de nacimientos de madre extranjera supuso el 21,5% del total, frente al 20,1% del mismo semestre de 2018.

Según las cifras provisionales del INE, el número de nacimientos sólo aumentó en (5,9%) durante la primera mitad de 2019. Por su parte, los mayores descensos se dieron en las ciudades autónomas de Melilla (-27,6%) y Ceuta (-22,6%) y en Principado de Asturias (-12,0%).

SE REDUCEN LAS DEFUNCIONES

También se reduce el número de número de defunciones ya que durante el primer semestre fallecieron en España 215.478 personas, un 5,4% menos que en el mismo periodo de 2018, cuando se contabilizaron 227.786.

El número de defunciones se redujo en todas las regiones, aunque las mayores bajadas se dieron en Andalucía (-9,2%), la ciudad autónoma de Melilla (-8,3%) y Canarias (-8,1%).

En definitiva, a lo largo de los seis primeros meses de 2019 murieron en España 215.478 personas mientras que nacieron 170.074, es decir, que el crecimiento vegetativo —la diferencia entre nacimientos y defunciones— continúa su tendencia a la baja al presentar un saldo negativo de 45.404 personas durante la primera mitad del año.

Esta cifra, similar a la del mismo periodo del año anterior, consolida la tendencia negativa iniciada en el año 2015, tal y como se refleja en los datos del INE.

En los primeros seis meses del año, el saldo vegetativo (nacimientos menos defunciones) fue positivo en la Comunidad de (en 2.840 personas), Región de (354), Islas Baleares (219) y las ciudades autónomas de Melilla (219) y Ceuta (119).

Por el contrario, los saldos vegetativos más negativos se dieron en (-8.426 personas), Castilla y (-8.007) y Comunidad Valenciana (-5.287).

DATOS DEFINITIVOS DE 2018

Por otro lado, en la primera mitad del año, el número de matrimonios disminuyó un 1,2% respecto al mismo periodo de 2018, continuando también la tendencia a la baja. Los descensos más acusados se registraron en (-13,0%) y en la Región de Murcia (-8,3%), mientras que los mayores aumentos en el número de este tipo de enlaces matrimoniales se dieron en Galicia (18,1%) y en la Ciudad Autónoma de Ceuta (12,7%).

El INE también ha publicado este miércoles los datos definitivos correspondientes al año 2018 que fueron difundidos como provisionales en junio de 2019. El todo el año pasado el año se produjeron 372.777 nacimientos en España, lo que supuso un 5,2% menos que 2017. En 2018 se registró la cifra más baja de la serie desde 1998, cuando se produjeron 365.193 nacimientos.

Por otro lado, durante 2018 fallecieron en España un total de 427.721 personas, un 0,75% más que en 2017, y se registraron 167.613 matrimonios, un 3,5% menos que en 2017.