, 26 de mayo de 2018.- Más de 2.700 mayores de Castilla-La Mancha disfrutarán del segundo turno del programa de Termalismo Social impulsado por el Gobierno regional que se celebrará durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre en la Red de Balnearios de la Comunidad Autónoma.

Hasta el momento, desde la puesta en marcha del programa en el mes de marzo, se han adjudicado 4.113 plazas de las 5.000 previstas para el año 2018, lo que pone de manifiesto la alta demanda por parte de los mayores de la región.

De las 2.741 plazas adjudicadas para el segundo turno, el 55% corresponden a mujeres y el 45% a hombres.

Las 5.000 plazas previstas para todo el año suponen un 42% más que en el año 2017, mientras que el presupuesto asciende a 540.000 euros, un 30% más que el pasado año, cuando contó con un presupuesto inicial de 378.000 euros.

Por su parte, en el último año de la pasada legislatura, se ofertaron 190 plazas, lo que evidencia la recuperación de este programa con el .

El programa se desarrolla en nueve balnearios de la Comunidad Autónoma que ofrecen tratamientos termales individualizados y, además, se fomentan las relaciones sociales.

Pueden ser usuarios las personas de 65 años o más; pensionistas siempre que hayan cumplido los 60 años; los cónyuges, o los hijos e hijas del solicitante si tienen un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento.

Las estancias son de cinco días y cinco noches, con pensión completa, y se ofrece alojamiento y manutención, tratamiento termal y actividades socioculturales y de ocio.

El último turno se celebrará durante los meses de octubre, noviembre y diciembre, y el plazo de presentación de solicitudes finaliza el 31 de julio.

Los usuarios pueden obtener la solicitud de inscripción en la página web de Castilla-La Mancha o acudir a los Centros de Mayores, Servicios Sociales de los ayuntamientos, direcciones provinciales de la Consejería de Bienestar Social o llamar al teléfono de Atención al Ciudadano 012.

El programa de Termalismo Social del supone un generador de economía y empleo en la región, especialmente en las zonas rurales, ya que mantiene 600 puestos de trabajo directos y 1.700 indirectos.