Según ha informado la Junta en nota de prensa, este programa de alfabetización digital forma parte del Marco Regional de Envejecimiento Activo impulsado por la Consejería de Bienestar y está dirigido a acabar con la brecha digital generacional, impulsando así la integración social de la mano de las nuevas tecnologías.

A lo largo del 2017 se impartieron casi 18.000 horas de formación efectiva y tuvo especial incidencia en el ámbito rural, en las Zonas ITI, que acogieron un total de 26 acciones formativas en las que participaron 277 alumnos que completaron más de 4.000 horas de formación presencial.

En 2017, como novedad, se puso en marcha un aula virtual con cinco cursos interactivos a través de videos didácticos sobre diferentes temas tecnológicos, en los que participaron 221 alumnos y alumnas.

El Gobierno de Castilla-La Mancha trabaja por reducir la brecha generacional y mejorar la autonomía de los mayores en el ámbito digital, ofreciéndoles así acceso a bienes y servicios educativos y culturales, entre otros.

El programa ‘Los mayores forman la red’ se desarrolla en los centros de día, centros de mayores e instalaciones municipales de la región, junto a otros proyectos vinculados a las nuevas tecnologías como ‘CapacitaTIC+55’ o la red de ciberaulas en los centros de mayores de la región.