El Gobierno regional ha asegurado que, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), desde mayo de 2015 a finales de 2017 se han creado en la región 7.693 sociedades mercantiles y, según el directorio central de empresas, en esa franja de tiempo había en la región 127.101 empresas, datos que invalidan los manejados por el PP, que mantiene que en 2017 la creación de empresas cayó un 12% y la destrucción fue superior a la de 2016.

Así lo ha indicado el director general de Empresas, e , , que este miércoles ha comparecido en la Comisión de Empleo de las Cortes regionales a petición del Grupo Parlamentario Popular, que ha preguntado al Gobierno autonómico sobre “la fuga de empresas”. Según Rosell el pasado año en la región se asentaron un total de 259 empresas.

“En 2016 tuvimos el mejor dato de creación de empresas, con 2.606, aunque en 2017 bajó algo y en 2018, en base a los datos de instituciones responsables, Castilla-La Mancha se sitúa por encima de la media de la Unión Europea y a la par de la estadística nacional”, ha dicho Rosell, que ha añadido que la región ofrece uno de los mejores paquetes de ayudas económicas para atraer empresas, “ofreciendo hasta 45 por ciento de ayudas en la creación de pequeñas empresas”.

Y es que el responsable regional de Empresas ha dicho que en confianza empresarial, cuestión fundamental para conocer el dinamismo empresarial, en el segundo trimestre de 2018 Castilla-La Mancha es la tercera región en este índice. “Esto demuestra que los empresarios de la región siguen apostando por hacer negocio desde nuestra región y es un importante reclamo para empresas de fuera de la región. Son grandes los nombres de las empresas que se están implantando aquí”.

A ello se añade que la región cuente con más de 149.000 autónomos, 1.020 más desde el pasado mes de diciembre, y el “excelente” ritmo de inversión extranjera, siendo la castellano-manchega la quinta región en la que más ha crecido en 2017. Según Rosell se ha incrementado en un 72,9%, pues ha pasado de los 104 en 2016 a 180 millones en 2017. “Estas cifras contrastan con la estadística nacional, donde la inversión extranjera se redujo 7,2 por ciento”, ha indicado.

En esta línea, ha señalado que el hecho de que Castilla-La Mancha sea la tercera región con mejor índice de confianza empresarial se traduce en los “destacados” importes que las empresas que aquí se asientan están destinando a sus proyectos de inversión. “Se están solicitando más de 140 millones de euros para nuevas implantaciones o el aumento de la capacidad productiva, con 1.500 nuevos puestos de trabajo que van a generar”.

“No hay fugas de empresas en Castilla-La Mancha, las empresas no sólo vienen, sino que se van en menor medida. Por eso no entiendo que hablen de fuga de empresas. Trabajamos por tener mayor número de empresas que antes de la crisis y durante la anterior legislatura, en la que se perdieron 28.000 empresas y emprendedores”, ha dicho Rosell.

De ahí que haya finalizado recordando que el Gobierno regional puso en marcha el Plan Adelante, un sistema integral de acompañamiento empresarial para que empresas y emprendedores dispongan de la información necesaria para su actividad. Según Rosell, de momento, se han realizado 12.558 consultas.

PODEMOS RECLAMA CAMBIAR LA FISCALIDAD DE COSPEDAL

De su lado, el portavoz del Grupo Parlamentario Podemos, David Llorente, ha manifestado que lejos del “escenario apocalíptico del PP” el INE confirma que en la región hay 1.216 empresas más que en 2015 y 681 más que en 2016 y 844 afiliaciones más en primer trimestre de 2018 al Régimen de Autónomos. No obstante, ha precisado que en los primeros meses de este año la creación de empresas se ha ralentizado, en sintonía con el conjunto nacional, pues en el mes de marzo se constituyeron 1.009 menos que en el mismo mes del año anterior.

De igual modo, y “ante el mantra del PP de que en Castilla-La Mancha se fríe a impuestos”, Llorente ha recordado a los diputados ‘populares’ que tanto el impuesto de sociedades como el IVA son de competencia estatal y que el Gobierno regional sólo controla un tramo del IRPF. Respecto a este gravamen, y luego de lamentar que continúe igual que en la época de María Dolores de Cospedal, ha vuelto a pedir avanzar en una fiscalidad progresiva que “detraiga más a quien más tiene”.

A renglón seguido, el diputado de la formación morada ha precisado que el problema que presenta la región es un sector empresarial muy atomizado, pues más 53 por ciento de las empresas que existen lo son de autoempleo y necesitan contar con demanda solvente para poder subsistir. De ahí que haya incidido en la necesidad de apostar por un cambio productivo, ecológicamente sostenible, y por reforzar los servicios públicos, a fin que de que el consumo interno sea mayor.

PSOE PIDE A PP SER “LEAL”

Por su parte, el diputado del Grupo Parlamentario Socialista Fernando Mora, que ha lamentado que los ‘populares’ “tiren cantos a su tejado” reclamando comparecencias de este tipo, con las que crean un “clima falso”, pues según datos del Colegio de Registradores de la Propiedad en el año 2017 en Castilla- La Mancha, aunque se instalaron 259 empresas procedentes de otras regiones, se fueron 239. “El saldo neto por tanto es positivo, porque vinieron 20 más de las que ese fueron”.

Tras asegurar que esto ocurre en todas las autonomías, ha añadido que a la región vinieron 152 empresas de Madrid, “aunque es cierto que a la comunidad vecina se marcharon 164”, ha dicho Mora, que ha añadido que también se han instalado un total de 33 empresas catalanas, dato que “niega a la mayor al PP”. “Esto demuestra que la movilidad de las empresas está más relacionada con el mercado que con la situación impositiva”, ha añadido.

Por último, el parlamentario socialista ha destacado y citado las grandes empresas que durante esta legislatura se van instalar en la región —como Amazon— y ha defendido que Castilla-La Mancha es una de las regiones donde menos impuestos pagan las empresas, baza que ha aprovechado para recordar a los ‘populares’ que los impuestos que pagan las empresas no son gestionados por las comunidades autónomas, sino por el Estado y los ayuntamientos. “Están jugando con falsedades, para hacer daño a Castilla-La Mancha, y eso no es ser leal”, les ha reprochado.

TENDRÍAN QUE VENIR MÁS EMPRESA DE LAS QUE VIENEN

Mientras, el portavoz del PP en materia de Empleo, José Manuel Tortosa, ha insistido en que “es normal” que vengan empresas como Amazon, pues Castilla-La Mancha es la “extensión natural de Madrid” y por ello, tendrían que venir más de las que vienen, aunque “la realidad es que se van más de las que se instalan”.

En cuanto al Plan Adelante, ha lamentado que los datos evidencien que “la compañía que presta el Gobierno regional no es la deseada, porque no ha dado sus frutos”, pues en el 2017 la creación de empresas cayó un 12 por ciento, por encima de la destrucción que hubo en el 2010, “el peor año de la crisis”.

Y es que Tortosa ha abundado en que también ha descendido el capital suscrito de las empresas que se constituyen, que la disolución de empresas ha superado en 2017 a los datos registrados en 2012 y 2015 y en que en el primer trimestre de este 2018 han sido un total de 73 empresas que se han marchado a Madrid, fruto de la “nefasta gestión del Gobierno de García-Page y Podemos”.