La iniciativa, que se lleva a cabo por tercer año consecutivo, cuenta con el apoyo financiero del Fondo Social Europeo, a través del Programa Operativo de Empleo Juvenil (POEJ), y estaba dirigida a todas las universidades españolas y centros adscritos.

En concreto, las universidades seleccionadas han sido las madrileñas de Alcalá de Henares, , CEU San Pablo, Rey y Politécnica; las andaluzas de , Granada, , , Huelva y en Sevilla; además de las universidades de y , y , de , Castilla-La Mancha, Extremadura, A Coruña, , , Pública de , Rovira i Virgili en , y las universidades de , , y , de .

“El objetivo principal de este programa es implicar a las universidades, como agentes decisivos en la inclusión social, en la formación de jóvenes con discapacidad intelectual, cuyo acceso a la educación superior resulta aún insignificante”, según Fundación ONCE.

“Las personas con discapacidad sólo están representadas en un 1,7% en los estudios universitarios de grado y el porcentaje es aún inferior cuando hablamos de estudiantes de máster, posgrados o doctorados. Solamente entre el 5 y 6% de las personas con discapacidad tienen estudios universitarios hoy en España, a pesar de que la Estrategia Europea 2020 habla de un horizonte del 40%”, añaden.

En la segunda edición de esta iniciativa participaron un total de 21 universidades y 328 jóvenes con discapacidad intelectual pudieron graduarse en los distintos títulos propios que pusieron en marcha las entidades académicas.