La consejera de Economía, Empresas y Empleo, , ha apuntado que el de la región ha aprobado en su reunión de esta semana la convocatoria, consensuada con el sector, para acreditar competencias profesionales de personas que se dedican a esos ámbitos.

Tras la presentación del Plan de Inversiones 2016-2019 de Unión Fenosa Distribución en Castilla-La Mancha, Franco ha señalado que de esas más de 2.000 personas, más de mil podrán acreditarse en materia de seguridad industrial y, de ellas, 450 lo harán para el mantenimiento e instalación de líneas de baja tensión.

La previsión, ha señalado, es que de aquí a noviembre de 2017, unas 450 personas, una vez hecha la fase de evaluación, obtengan ese certificado.

400.000 EUROS DE INVERSIÓN

Posteriormente, en la rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Gobierno, el portavoz regional, , ha indicado que la principal novedad de esta Orden, a la que se destinan 400.000 euros, “reside en que son cualificaciones a las que se puede acceder por primera vez, dando respuesta a la necesidad de cualificación profesional en ámbitos como la Seguridad Industrial, la y las Construcciones Aeronáuticas”.

Hernando ha recordado que “el anterior Ejecutivo dejó sin cobertura presupuestaria la convocatoria de 2014 para la acreditación de competencias profesionales en Educación Infantil, Atención Sociosanitaria a personas en el domicilio y en Atención Sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales”.

Por este motivo, ha informado que a finales de 2015 el Gobierno del presidente “desbloqueó esta situación para permitir que 5.110 personas pudieran acceder a sus acreditaciones con 2.450 plazas “Atención Sociosanitaria a personas el domicilio y 2.660 plazas de para Atención Sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales.

Nacho Hernando también ha explicado que en la actual legislatura se ha “eliminado la tasa de la vergüenza a las personas en situación de desempleo de abonar tanto la tasa por los servicios de asesoramiento y evaluación como la de la expedición de los certificados de profesionalidad, propiciando un ahorro de 79,3 euros a los desempleados”.