“Las malas prácticas que están llevando a cabo las empresas adjudicatarias del servicio están abocando a los trabajadores a ir a la huelga”, según ha informado el sindicato en un comunicado. Del total de trabajadores, 340 desempeñan su labor en Albacete; 440, en Ciudad Real; 320, en Cuenca, y 240, en Guadalajara.

La huelga convocada es una medida de protesta ante los “retrasos continuados en el abono de las nóminas” en la provincia de Guadalajara; el “descuelgue” del convenio en materia salarial que sufren los trabajadores en Cuenca —que cobran alrededor de 300 euros menos que el resto de compañeros en la región—; y para denunciar el “pésimo” estado de los vehículos para el transporte de pacientes en Guadalajara, Ciudad Real y Albacete.

El (Sescam), según ha explicado USO, ha marcado unos servicios del 100% en urgencias, hemodiálisis y oncología, y mínimos en el resto de servicios.