Según los resultados de la encuesta, un 55% de los castellano-manchegos asegura sentir vergüenza cada vez que se encuentra restos de basura en los entornos naturales mientras que alrededor del 45% siente rabia cuando esto sucede. Datos muy cercanos a la media española que se sitúa en un 56% (hombres) y un 54% (mujeres) en cuanto a vergüenza se refiere y en un 43% (hombres) y un 47% (mujeres) para el sentimiento de rabia.

Otro de los datos que nos ofrece el informe es el tipo de basura encontrada en la naturaleza por los encuestados. En este sentido, el 54,7% de los castellano-manchegos afirma que son las latas el residuo que más se encuentran.

Además, el 68% de los castellano-manchegos considera que la escasa preocupación por el medio ambiente es el principal motivo por el que la gente tira basura a la naturaleza. Aspectos como la comodidad y la pereza son también ampliamente citados por los habitantes de esta región, un 49,4% y un 39,4%, respectivamente.

La responsabilidad de que haya basura en la naturaleza también queda reflejada en el informe. En este sentido, el 85% de los castellano-manchegos considera que todos somos culpables.

CONCIENCIADOS CON EL CUIDADO DE LA NATURALEZA

Según el informe, el 72% de los castellano-manchegos se considera bastante o totalmente concienciado con el cuidado del medio ambiente, principalmente porque procura reciclar y utilizar los cubos amarillos, azules y verdes, no tirar nada al suelo e informarse sobre cómo preservar los entornos naturales. Así lo demuestran los datos recogidos tras la última edición de la campaña ‘1m2 por la naturaleza’, la gran recogida de basura colaborativa, que congregó a 336 voluntarios repartidos en 19 puntos de Castilla-La Mancha.

Sobre qué medidas se deben tomar para concienciar sobre este problema y reducir la basuraleza, del estudio se deduce que una mayor acción divulgativa en los colegios de los problemas ambientales y en la realización de labores de carácter social. Unos factores en los que desde el Proyecto LIBERA se trabaja con campañas de movilización para recoger basuraleza de los entornos naturales y con acciones de sensibilización en centros educativos para implicar a los más pequeños en el cuidado del planeta.

“Informar, educar y fomentar la sensibilización desde la edad más temprana es una labor en la que LIBERA pone todos sus esfuerzos”, declara Sara Güemes, coordinadora de Ecoembes del Proyecto LIBERA, en un comunicado.

“Las conclusiones del estudio que hemos realizado nos dan pistas para seguir trabajando en la lucha contra la basuraleza. Desde que concebimos el proyecto, tuvimos claro que implicar a la sociedad y hacerla partícipe para solucionar esta catástrofe ambiental era una de las claves para lograr el objetivo”, afirma , coordinador de SEO/BirdLife del Proyecto LIBERA.