La resolución de esta comisión constata el nivel 3 (situación excepcional) de los embalses de la cabecera del Tajo (Entrepeñas y Buendía). Este nivel 3 implica que el máximo trasvasable es de 20 hm3, estando los primeros 7,5 hm3 reservados para abastecimiento urbano, ha informado el Ministerio en nota de prensa.

Según la resolución de la comisión técnica responsable de aplicar las reglas de explotación del acueducto Tajo-Segura, las lluvias producidas durante este mes están teniendo consecuencias importantes en la zona del campo de , afectando de manera significativa a las infraestructuras del postrasvase, que son las que permiten la regulación, transporte y distribución final del agua a las diferentes áreas regables receptoras. Estos daños requieren de obras de reparación, que previsiblemente durarán dos meses.

Asimismo, se ha constatado que las lluvias producidas durante este mes han tenido un efecto favorable en los indicadores de sequía de la cuenca del Segura.

A 1 de noviembre, la situación de los embalses en la cabecera del Tajo (Entrepeñas y Buendía) era de 566,8 hm3. Estas existencias no superan el valor de 609 hm3 como umbral de paso al nivel 2 y son superiores al umbral de 400 hm3 de reserva no trasvasable, por lo que el sistema se mantiene en situación excepcional, esto es, nivel 3.