El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, , ha valorado la importancia de esta cifra alcanzada y de un programa pionero que está pensado expresamente para dar a conocer “las bondades de este alimento” y su papel en la dieta mediterránea, fomentando de esta forma su consumo entre los jóvenes, siempre de forma moderada y a través vinos de las denominaciones de origen, principalmente las nueve de Castilla-La Mancha: La Mancha, , , Ribera del Júcar, Manchuela, Mondéjar, Uclés, y , ha informado la Junta en nota de prensa.

Así, desde febrero y hasta el pasado 18 de julio, con una actividad en Daimiel, se han celebrado un total de 25 catas en diferentes localidades de la región de la mano de 11 enólogos pertenecientes a la Asociación y al Colegio de enólogos de Castilla-La Mancha que han presentado 438 vinos tintos, blancos y espumosos.

La valoración general de cómo se están desarrollando las catas, y de cómo están calando el entre los jóvenes, es “muy positiva”, según ha indicado Martínez Arroyo. La mayoría de los participantes está muy satisfecho (otorgando entre 4 y 5 puntos sobre un máximo de 5) como queda reflejado en las encuestas realizadas al finalizar la cata, donde se incluyen parámetros tales como la valoración de los vinos, del enólogo, de la organización y del local.

“Y esto es muy importante”, tal y como ha dicho, ya que se intenta elevar el consumo moderado del vino entre los jóvenes en la región, para que todos sean conscientes de que es clave en “nuestra cultura” y que “forma parte de las raíces de Castilla-La Mancha”.

Esta catas, que son totalmente gratuitas y para las que hay que inscribirse en la web http://tierradevinedos.org regresarán a partir del 6 de septiembre en (Cuenca), y tendrán continuidad en las localidades de Sacedón, Talavera de la Reina, o Socuéllamos hasta completar las más de 40 previstas de este ciclo.