El número de beneficiarios del sistema de dependencia en Castilla-La mancha se colocó en 58.838 usuarios que recibieron 69.973 prestaciones, datos que el Gobierno regional ha comparado con su primera cifra al entrar en el Ejecutivo en julio de 2015, cuando había 34.688 beneficiarios con 47.160 prestaciones.

La directora general de Dependencia del Gobierno autonómico, , ha presentado en rueda de prensa estos datos, exhibiendo que el número de prestaciones se ha elevado en un 48% en estos tres años y medio, mientras que son un 68% más los beneficiarios atendidos.

Con estos datos, Castilla-La Mancha es la tercera comunidad autónoma que mejor está gestionando este sistema, con una cobertura de prestaciones del 90%, 10 puntos por encima de la media nacional y 33 puntos más que en 2015.

Según las cifras ofrecidas, son 23.568 beneficiarios más en esta legislatura. En el mes de enero, las prestaciones vinculadas al servicio se han colocado en 7.218 (un 159% más que en julio de 2015); la teleasistencia ha alcanzado los 11.504 servicios (un 136% más); la ayuda a domicilio se situó en 16.269 (un 126% más); y las asistencias en centros de día y plazas residenciales aumentaron un 59% y un 25% respectivamente en la comparación con el primer mes de Gobierno, con 3.428 y 12.456 respectivamente.

Los datos ofrecidos por el Gobierno regional apuntan que las personas pendientes de recibir una prestación alcanzan las 5.230, mientras que al empezar la gestión en julio de 2015 eran casi 27.000.

Se han reducido en 33,53 puntos porcentuales la lista de espera, región que más ha acentuado este descenso; en un periodo en el que se reciben 1.208 solicitudes cada más, el doble que en el año 2014.

OBSERVATORIO DE LA DEPENDENCIA

La directora general de Atención a la Dependencia también se ha referido a la apertura de la fase de información pública del Observatorio de y Dependencia, que se va a configurar como “un órgano colegiado, con una composición interdepartamental con funciones asesoras, de investigación, formación y transferencia del conocimiento en materia de Servicios Sociales y Dependencia” que la Consejería de Bienestar Social desarrollará en colaboración con la .

Saavedra ha destacado que “con la creación de este órgano se pretende analizar la situación del Sistema de Servicios Sociales y Dependencia y su evolución, servir de desarrollo de las políticas sociales en la comunidad autónoma y realizar actuaciones de investigación, formación y documentación, así como establecer un sistema de información que permita a la ciudadanía tener ese conocimiento del trabajo que se está haciendo”.

Estará compuesto por un y una Comisión Asesora formada por la persona titular de la Consejería competente en materia de Servicios Sociales y Dependencia, cinco vocales, cuatro personas de la Universidad de Castilla-La Mancha, cinco personas de las entidades del Sector Social y cuatro personas más procedentes de los Colegios profesionales relativos al ámbito social.