Según este sindicato, y a tenor de los resultados de la encuesta llevada a cabo en los 796 profesionales consultados en la región, el 89% de profesionales de la región considera que el tiempo que dedican a los pacientes no es suficiente, frente al 78% en el ámbito nacional, “una situación que se ha agravado en los últimos años con los recortes en personal y que ha producido una masificación de las consultas”.

También un 89% estima que no se potencia la cirugía menor en sus centros de salud (frente al 68% a nivel nacional) y el 63% considera que no existe continuidad entre Atención Primaria y Atención Especializada (64% a nivel nacional).

Así las cosas, el 63% de los consultados mantiene que no se llevan a cabo pruebas diagnósticas específicas (64% a nivel nacional); el 95% subraya que no tiene tiempo específico para formación e investigación (75% a nivel nacional) y el 79% considera que su centro no cumple con los requisitos para ofrecer una mejor calidad y accesibilidad (58% a nivel nacional).

De igual modo, el 79% mantiene que la dirección de su centro no cuenta con medidas enfocadas a mejorar la calidad asistencial (60% a nivel nacional).

Preguntados los profesionales sobre lo qué más les preocupaba en el desarrollo de su trabajo, la respuesta, por orden de importancia en términos de porcentaje, fue de un 80% para las retribuciones, seguida del 64% para la falta de personal y sustituciones, 53% para la estabilidad, 45% para la carrera profesional, 30% para traslados y 20% para la conciliación de la vida familiar.

“De acuerdo a estos datos, el grado de insatisfacción de los profesionales sanitarios en Castilla-La Mancha es notablemente superior a la del resto de comunidades autónomas”, ha indicado CSIF, que ha pedido pide a la Consejería de Sanidad que tenga en cuenta esta encuesta para mejorar la Atención Primaria como eje vertebrador de cualquier sistema de salud.