En una carta al consejo de administración que también ha sido remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Abanca ha señalado que dicha operación corporativa sería “muy beneficiosa tanto para Liberbank como para sus accionistas y empleados”.

“Creemos firmemente que la operación representa una gran oportunidad que pondría en valor a Liberbank y ofrecería una contraprestación muy atractiva para sus accionistas”, indica la carta, en la que Abanca resalta su compromiso de, tras consumar la operación, fomentar la Obra Social en las regiones donde Liberbank tiene mayor arraigo histórico y desarrolla principalmente su actividad, en colaboración con sus accionistas históricos.

Según ha explicado, una vez consumada la OPA, Liberbank se integraría con Abanca para crear “una de las entidades más sólidas y solventes del sector financiero español”, con una presencia “muy destacada” en el Norte de España, Extremadura y Castilla-La Mancha.

La combinación conllevaría la exclusión de cotización de Liberbank durante el periodo de integración de ambas entidades, completado el cual se iniciaría la admisión a cotización de la entidad resultante “en el momento en el que lo aconsejen las condiciones de mercado”.

TÉRMINOS DE LA OPA

En cuanto a los principales términos de la OPA, el precio sería de 0,56 euros por cada acción de Liberbank, lo que supone valorar la entidad en 1.717,26 millones de euros.

Tomando como referencia su precio de cotización al cierre del 21 de febrero de 2019, este precio representa una prima del 44%, que “compara muy positivamente” con la media de la prima ofrecida en operaciones similares recientes tanto en España como en otros países de Europa, ha destacado la entidad.

La contraprestación de la oferta sería en efectivo para acciones de Liberbank que representen un máximo del 75% de su capital social y se ofrecería a sus accionistas titulares de entre el 25% y el 45% del capital la posibilidad de canjear su participación por acciones de Abanca. De esta manera, se permitiría a todos los accionistas de Liberbank que así lo deseasen recibir el precio de la oferta íntegramente en efectivo y, simultáneamente, que sus accionistas históricos, entre otros y si así lo desean, permanezcan en el capital con representación en los órganos de gobierno de Abanca, además de los derechos que legalmente les correspondan en su condición de accionistas de Abanca.

En relación con la contraprestación en acciones de Abanca, la ecuación de canje se calcularía aplicando metodologías de valoración adecuadas y que aseguren que la contraprestación a recibir por los accionistas de Liberbank es equivalente al precio de la oferta.

La consumación de la oferta estaría condicionada a la obtención de las autorizaciones regulatorias necesarias y a que Abanca alcance la mayoría del capital social de Liberbank.

PIDE INFORMACIÓN PARA ADOPTAR UNA DECISIÓN DEFINITIVA

Abanca ha señalado que la oferta se fundamenta en la información de carácter público disponible sobre Liberbank y su negocio, por lo que para poder adoptar una decisión definitiva, necesita llevar a cabo una revisión confirmatoria de determinados aspectos relativos a Liberbank y su grupo.

En esta línea, ha confirmado que cuenta con asesores y recursos materiales y humanos suficientes para acometer este proceso de revisión de manera “inmediata” y estaría en disposición de finalizarlo en un plazo no superior a tres semanas desde que se le facilite la información, “sin que ello suponga ninguna disrupción en el negocio de Liberbank”.

Además, Abanca ha asegurado que este proceso de revisión se llevaría a cabo “salvaguardando la más estricta confidencialidad”, en particular respecto de cualquier información comercialmente sensible.

En cualquier caso, la entidad gallega señala que la carta tiene por objeto poner en el conocimiento del consejo de Liberbank su “serio interés” en acometer la operación y, a la espera de completar el proceso de revisión, ni los órganos de gobierno de Abanca ni de Abanca Holding han adoptado una decisión definitiva acerca de la operación.

Así, Abanca queda a la espera de respuesta por parte de Liberbank para avanzar con la operación y ha comunicado que, si el próximo 1 de marzo no ha obtenido confirmación de que Liberbank ha acordado dar acceso a Abanca y sus asesores a la información solicitada para llevar a cabo la revisión confirmatoria, la comunicación podrá quedar sin efecto.