Preguntado por dicha fórmula cuando tome posesión de su escaño como diputado después de que los diputados de Vox en las Corts de la Comunidad Valenciana hayan jurado “por Dios y por España”, pasándose una Biblia con un crucifijo, Abascal ha afirmado que si realiza algún cambio en la fórmula de su juramento, “solo será para elevarla y nunca para arrastrarla por los suelos como viene ocurriendo en España hace mucho tiempo”.

Respecto a las elecciones del próximo 26 de mayo, Abascal ha destacado que, tras lograr 24 diputados en el Congreso, lo que quieren ahora en su partido es “la normalización de la vida política española”, lo cual pasa por lograr representantes en ayuntamientos, Cortes autonómicas y en .

Abascal ha afirmado que continúan con “la lucha” que iniciaron en las elecciones generales donde consiguieron dar “representación a muchos españoles que no se sentía representados en el ”.

Por último, ha recordado que Vox ya está en y en las Cortes Valencianas, por lo que ahora el reto está en el próximo 26 de mayo en municipios, autonomías y en el Parlamento Europeo.