En total, han sido alrededor de 650 millones de euros de ayudas desacopladas y asociadas de la Política Agraria Común, las que se han ingresado en las cuentas de los agricultores y ganaderos de la región desde octubre del año pasado, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Según ha informado el vicepresidente primero en funciones, , a los medios de comunicación durante la jornada celebrada en Isla de Pico en Las Azores, dentro del congreso de la (AREV), esto pone de manifiesto “la importancia” de la PAC para Castilla-La Mancha y por ello el “esfuerzo” que se tendrá que seguir haciendo en los próximos meses junto con el “en la defensa de los intereses de nuestra Comunidad Autónoma” y de los 120.000 perceptores de la región, en las negociaciones de .

Y es que, ha proseguido, “es fundamental que se mantengan los recursos económicos de la PAC para garantizar la renta de nuestros agricultores y ganaderos y seguir modernizando las explotaciones y la industria agroalimentaria”.

Esta postura firme ya ha sido trasladada desde la AREV, organización que preside desde 2017, al presidente de , ; al presidente del , ; al comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, ; y al presidente del , ; sobre todo habida cuenta de los desafíos a los que se enfrentan las regiones vitícolas, no solo en el ámbito agroalimentario, sino también en otros aspectos relevantes como el medioambiental, el climático y el propio desarrollo rural.