El portavoz de la AEMET, del Campo, ha resumido a Europa Press que en los próximos días predominará el tiempo estable, tranquilo, con pocas lluvias y temperaturas que irán ascendiendo progresivamente hasta el martes, de modo que a mitad de la próxima semana se alcanzarán entre 10 y 15 grados centígrados más en general que esta semana que termina. Sin embargo, a partir del último día de abril o el primero de mayo se podrán formar tormentas a partir del mediodía en diversos puntos de la Península y .

En concreto, ha precisado que durante el fin de semana predominará el tiempo estable y sin precipitaciones aunque se esperan lluvias débiles el sábado en el norte de y en el Cantábrico, y los chubascos dispersos afectarán al este de Cataluña tanto el sábado como el domingo. En Canarias los cielos estarán nubosos en el norte de las islas de mayor relieve.

En el resto del país los cielos estarán poco nubosos o despejados y con alguna nube de evolución diurna.

Del sábado ha destacado que se esperan algunas lluvias débiles en el norte y algún chubasco por la tarde en el pirineo catalán. En cuanto al viento, soplará el cierzo y la tramontana y levante en el Estrecho.

Además, las temperaturas dejarán los valores más frescos de lo normal de los días pasados y subirán de forma generalizada en toda España excepto en el área mediterránea, donde no cambian o bajarán ligeramente. Del Campo señala que el ascenso será generalizado y el ascenso podría ser notable, sobre todo en el centro y en el oeste de la Península, de hasta 6 u 8 grados respecto a este viernes.

Respecto al domingo, el portavoz ha indicado que se espera una situación similar, “un día tranquilo, con tiempo estable” y con alguna lluvia débil y dispersa en y , sobre todo por la mañana. Igualmente se podría formar alguna tormenta aislada en el cantábrico oriental y en el sur de Aragón e interior de Mallorca.

Las temperaturas seguirán subiendo en todas las regiones excepto en el Mediterráneo y según Del Campo, ese día “incluso” rozarán los 30 grados centígrados en los valles del Guadiana y Guadalquivir.

La próxima semana, desde el lunes hasta el domingo 5 de mayo, ha pronosticado que inicialmente seguirán los cielos poco nubosos y el tiempo seco, pero se prevé nubosidad de evolución y chubascos aislados con alguna tormenta en los sistemas montañosos del norte y el este.

El lunes por la mañana los cielos estarán despejados pero a partir del mediodía se formarán nubes de evolución y podrían dejar alguna precipitación débil y dispersa en Cataluña y Baleares. Las temperaturas volverán a subir y ese día especialmente ascenderán en las regiones cantábricas. El viento seguirá soplando pero remitirá el cierzo del fin de semana.

Del Campo añade que de nuevo el martes será un día “parecido”, con algunas lluvias débiles en el extremo norte y se formarán nubes de evolución en la Península y en Baleares que pueden dejar algún chubasco débil y disperso.

De cara al inicio de mayo, para los días 1 y 2 parece probable, aunque la AEMET señala que la incertidumbre en la predicción es grande, que den lluvias en el Cantábrico y chubascos y tormentas en el nordeste peninsular, pero seguirá el tiempo seco y poco nuboso en el resto.

Así, añade que los cielos estarán poco nubosos pero irán apareciendo nubes de evolución que podrían provocar tormentas sobre todo en zonas de montaña. Esa situación tormentosa se podría extender el jueves y el viernes a numerosos puntos del interior peninsular. “Serán los típicos chaparrones de primavera”, ha comentado.

Respecto al fin de semana próximo, los días 3, 4 y 5 de mayo la incertidumbre aumenta significativamente, pero de momento la mayor parte de los escenarios indican la posibilidad de una situación ligera a moderadamente inestable en la Península y Baleares, con predominio del tiempo seco, aunque con chubascos y tormentas que, sin ser generalizados, no se pueden descartar casi en ninguna zona.

En Canarias pueden darse algunas precipitaciones débiles y locales en el norte de las islas de más relieve.

Las temperaturas tenderán a seguir subiendo durante el lunes y el martes, pero después, los siguientes días se mantendrán sin cambios o bajarán.

Los vientos soplarán fuertes en el Estrecho al menos hasta el día 30 y en el resto de las zonas predominarán los vientos flojos y variables, aunque serán algo más intensos y del norte en el oeste de Galicia y del nordeste en Canarias.

EVOLUCIÓN DE LAS TEMPERATURAS

Por último, el portavoz ha precisado que en estos días se esperan valores de 21 a 24 grados centígrados de máxima y de 4 a 7 grados centígrados en el fin de semana y de lunes a miércoles subirá a 25 a 27 grados las máximas y las mínimas a 10 grados centígrados. En Barcelona, el fin de semana el mercurio se quedará en 16 a 18 grados centígrados de máxima y las mínimas en 10ºC y de lunes a miércoles, las máximas previstas serán de 18ºC y las mínimas de 11ºC.

Mientras, en el fin de semana prevén máximas de 27 a 29 ºC el fin de semana, con mínimas de 12ºC y de lunes a miércoles alcanzarán los 30 a 32ºC con mínimas de 13ºC. En , el fin de semana las máximas oscilarán entre los 17 y los 19ºC, con mínimas de 8ºC y entre el lunes y el miércoles el mercurio llegará a 24ºC de máxima con 6ºC de mínima.