Con la enorme humildad que le caracteriza, recogió agradecido, de mano de dos buenos amigos, el secretario general de CCOO CLM, , y el presidente de la , , y acompañado de su gente, de sus compañeros y compañeras del sindicato, el galardón en reconocimiento a su trayectoria profesional en defensa de los derechos y las libertades de la clase trabajadora.

Preguntándose aún por los motivos por los que era merecedor de tal reconocimiento, que, a su juicio, “podría haber sido entregado a cualquier abogado de CCOO, que son el legado de los abogados de ”, señaló que los éxitos obtenidos en los tribunales en casos como los de , Telemadrid, Tyco o en “no han sido mérito mío individual, sino de todos los trabajadores y trabajadoras, de su esfuerzo y su lucha”.

Lillo lamentó y denunció que hoy día “aunque estemos en otro tiempo se siguen atacando las libertades y los derechos fundamentales”. Por ello, urgió a la derogación de la Ley mordaza y del artículo 315.3 del Código Penal, un precepto penal que viene del franquismo y que el ha rescatado para criminalizar e intentar encarcelar a sindicalistas.

En este momento de incertidumbre política, Lillo reclamó “un cambio de políticas laborales y sociales que impliquen un giro a la izquierda” en el nuevo gobierno que ha de conformarse en los próximos días o semanas.

Reclamó la derogación de las últimas reformas laborales que han perjudicado enormemente a los trabajadores y trabajadoras en beneficio de los empresarios. “Hay que derogarlas, pero bien derogadas”, recalcó Lillo, quien pidió también un aumento de la protección social con el establecimiento de una renta mínima garantizada o la recuperación del valor de la negociación colectiva. “Espero que estos deseos se cumplan en 2016, porque de lo contrario llegaremos tarde”.

Agradecido con la presencia de todas las personas que llenaban la sala donde se celebró el acto, quiso recordar a dos, a Nacho Montejo, abogado laboralista de CCOO, y a , magistrado de la sala de lo social del y en su pasado activista estudiantil, “dos personas que si no hubieran fallecido estarían aquí”.

Todos los ponentes ensalzaron la figura del premiado, su trayectoria profesional, su defensa de los trabajadores y trabajadoras, de sus derechos y las libertades, su tenacidad… Palabras cargadas de sinceridad y reconocimiento hacia Lillo, un “icono en el mundo del laboralismo de este país, de compromiso firme, ideológico y decidido con los derechos laborales durante toda su vida, un referente imprescindible para entender el sindicato como un proyecto emancipador en el tiempo en el que vivimos”, destacó , abogada laboralista de CCOO en Toledo, y que fue la encargada de conducir el acto.

“Uno de los mejores abogados y más respetado, ha logrado reescribir en los tribunales una reforma laboral dirigida sin disimulo a enterrar el trabajo estable y con derechos, a terminar con el poder negociador del sindicato. Su lucha contra la reforma laboral le ha permitido en numerosas ocasiones acciones jurídicas brillantes contra unas leyes degradantes y antisindicales”, continuó.

“Claro, irónico, con gran capacidad argumentativa, Enrique ha sido siempre un hombre libre en sus exposiciones, sencillo y con gran sentido común, haciendo bandera de un pragmatismo inteligente que le guía en sus valoraciones políticas”.

“Tierno y amable, una mente brillante en un corazón comprometido con un mundo mejor, en el que el sufrimiento que conlleva la explotación del trabajo se anule para siempre”, subrayó Vidal.

Por su parte, el secretario general de CCOO CLM destacó que “Enrique es irrepetible, es bueno en sí mismo. El sindicato no se entendería en este país sin Enrique Lillo. Es justo decirlo y lo mantengo donde haga falta”, pero “todo lo que digamos hoy de él será insuficiente para hacer justicia a lo que significa su figura y su trabajo durante los últimos 39 años ante cualquier tribunal, para que no se vulneren los derechos, para hacer efectiva la libertad sindical, para combatir la reforma laboral y para garantizar que la justicia es igual para todos”.

“Hoy querido amigo Enrique tu sindicato, tus Comisiones Obreras, reconocemos tu inmensa laboral y tu compromiso militante. Por encima de todo sindicalista, un sindicalista que ejerce de abogado y un abogado que ejerce de sindicalista”.

Lillo encarna los valores de los abogados de Atocha, asesinados hace 39 años, aquel maldito 24 de enero de 1977, una fecha imborrable, un recuerdo necesario y sobre todo justo. “En Atocha 55 se respiraba reivindicación obrera, rebeldía y ansias de libertad”. Ha pasado el tiempo pero queda la memoria. La tenemos que cuidar, mantener vivo su espíritu y su recuerdo, porque “no somos los mismos, pero sí somos lo mismo y queremos continuar con su afán y sus esperanzas para cambiar las cosas”.

Estos cuatro años han supuesto un “retroceso alarmante en libertades y derechos. No podemos consentir esta involución a los años más oscuros y siniestros, a los años de plomo. Necesitamos una nueva senda de progreso que los restablezca, queremos un gobierno progresista, reformista, de izquierdas, del cambio para que las personas sean lo primero, lo necesitamos”, concluyó Gil su intervención.

Por otro lado, Arrogante destacó el “compromiso, tenacidad, rigor y el saber del lado del que está” en defensa de los derechos y libertades. “Hemos acertado en la elección de Enrique Lillo como premiado, porque cumple con la responsabilidad de los abogados laboralistas”.

El presidente de la Fundación IES recordó que el nada más llegar al poder suprimió el Premio Abogados de Atocha, que CCOO recuperamos para mantener vivo el espíritu de los abogados de Atocha, un “símbolo, una generación comprometida con la lucha obrera, con la oposición al franquismo y con la exigencia de libertad y democracia. Encarnan el mejor ejemplo de entrega, de generosidad que hoy nos inspira y nos exige más cada día”.

Como cada año no faltó en este día, , “sobreviviente”, como prefiere definirlo él, de la Matanza de Atocha, abogado laboralista, miembro del grupo de abogados de Atocha 55 y hoy profesor en la . Resaltó de Lillo que “es uno más de los abogados de Atocha, que sí estuvieran vivos harían cosas como las que hacen Enrique Lillo, , o y lo que hacen los abogados laboralistas de CCOO”.

“Abogado de CCOO, Lillo lo sabe todo de las relaciones laborales y busca el derecho para aplicarlo a los más desfavorecidos, crea un derecho alternativo”.

Ruiz Huerta finalizó su intervención nombrando a los abogados fallecidos y heridos en Atocha 55 y lo hizo de forma pausada, pues así “ponen armonía en el universo”.

Durante el desarrollo del acto de proyectaron dos videos. El primero con las intervenciones de y , galardonados con este premio en ediciones anteriores, que recordaron como vivieron aquel trágico episodio en la historia de nuestro país. Carmena era abogada en Atocha 55 y minutos antes del atentado había salido del despacho. Recuerda que al ver las sirenas creyeron que la policía iba a detenerles una vez más, estaban acostumbrados, pero al llegar allí se encontró con la tragedia y la brutalidad de lo sucedido en primera persona.

En otro de ellos, , presidente del , dijo que “el acertado reconocimiento a Lillo es un reconocimiento también a los abogados en general a los que en estos tiempos no se nos permite ejercer nuestra profesión”. Mientras que , secretario general de CCOO de , remarcó que Lillo “es la persona que mejor representa el espíritu de Atocha 55, que 39 años después sigue vivo y que entre todos tenemos que conseguir que no se desvanezca”.

El acto finalizó con la intervención de , presidente de -La Mancha, que afirmó que “lo que Cospedal ha destruido en los últimos cuatro años, equivale a doce de construcción, y tenemos que pelear por reconstruirlo y hacerlo de la mano”, dijo dirigiéndose a José .

Se hizo, además, un homenaje a Julio Herrera, el que fuera secretario general de CCOO de Toledo, “el compañero Julio”, que falleció el pasado sábado. , secretario general de CCOO de Toledo, subrayó “su empeño, vitalidad, su inteligencia y su compromiso con los trabajadores y trabajadoras”; y se entregó una placa conmemorativa a su hija .

La nota musical la pusieron (violonchelo) y (piano) que interpretaron las piezas musicales “Cant dels ocells” y “Silent Woods”.

Entre los asistentes estaban , alcaldesa de Toledo, , presidente de las Cortes de CLM, José Mª Barreda, expresidente de CLM, , consejera de Economía y Empleo, una nutrida representación del Grupo Parlamentario Socialista regional encabezada por , Mª , secretaria de Empleo del PSOE, , portavoz de Podemos en las Cortes regionales, representantes políticos de , PCE y Ciudadanos, José Sánchez Recuero, decano del Colegio de Abogados de Toledo, y Pedro Arturo Palomo, alcalde de (pueblo de Enrique Lillo).

Además, contamos con la asistencia, entre otros, de , secretario confederal de Organización y Comunicación de CCOO, , exsecretario general de CCOO, Jaime Cedrún, secretario general de CCOO de Madrid, y José Mª y , exsecretarios generales de CCOO CLM.