El acuerdo alcanzado entre el Gobierno de Castilla-La Mancha y la , que deberá refrendarse el próximo martes en sus respectivos Consejos de Gobierno, garantiza una financiación para la UCLM a lo largo de los próximos cuatro años de 689 millones de euros.

Así, según el documento consensuado entre el Gobierno regional y la Universidad, el importe de la transferencia nominativa y la financiación a través de partirá de los 150.603.024 euros de 2018 hasta alcanzar en el año 2021 los 194.467.166 euros.

Se ha definido un nuevo modelo de financiación para el próximo periodo de cuatro ejercicios presupuestarios, donde se incluye, por un lado, el compromiso de financiación que asume la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y, por otro, los objetivos y actuaciones que se plantean alcanzar por la Universidad con dichos recursos.

Igualmente, en el acuerdo se prevé la incorporación de los recursos necesarios para que la UCLM continúe cultivando una política de excelencia en la captación, retención y desarrollo del talento en los ámbitos de las tres plantillas que configuran su capital humano: Personal docente e investigador (PDI), personal investigador (PI), y personal de administración y servicios (PAS); permitiendo, asimismo continuar fortaleciendo el compromiso de la UCLM con la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres.

El período seleccionado de cuatro ejercicios permitirá desde este mismo 2018 un marco de planificación suficiente para la UCLM durante el trienio 2019-2021, así como para avanzar en la implantación de los nuevos grados y de igual forma se facilitará que el Gobierno regional pueda planificar con más flexibilidad el cambio de marco de programación europeo actual 2014-2020 que se extenderá de manera efectiva hasta 2023, para así solaparse con el nuevo marco de programación europeo 2021-2027.

Además, se pretende que este acuerdo siente las bases del marco de financiación de la UCLM, ligado al cumplimiento de unos objetivos concretos y que permita a dicha institución: asegurar su estabilidad financiera para acometer las necesidades de formación superior y el desarrollo de la actividad de I+D+i; garantizar que el conjunto de la oferta que realiza en la actualidad la Universidad de Castilla-La Mancha consigue los estándares de calidad necesarios y una demanda suficiente; y mantener y adaptar, así como construir y equipar, en su caso, las infraestructuras precisas para la formación superior y la actividad de I+D+i.

En el marco de cuatro años, la UCLM afrontará el reto de ampliar y renovar su oferta académica y para ello, según se prevé en el acuerdo, la transferencia nominativa proporcionará los recursos necesarios para sostener el funcionamiento ordinario de la UCLM en su configuración actual, así como para ampliar su oferta de acuerdo con el Mapa de Nuevas Titulaciones asociado a la Estrategia UCLM 2020 que, desde el curso 2018/19, recogerá la implantación de las titulaciones en Albacete de Biotecnología, en Ciudad Real de Enología, en Cuenca de Comunicación Audiovisual, en de Ingeniería Aeroespacial, y en Talavera de la Reina de Podología.

Turismo en Cuenca e Ingeniería Informática en Talavera de la Reina

Ta y como se ha venido comprometiendo desde el Gobierno regional, la UCLM recibe el encargo y la financiación asociada necesaria para ampliar la oferta de grados desde el curso 2019-20 con Turismo en Cuenca e Ingeniería Informática en Talavera de la Reina.

Por otra parte, el acuerdo supondrá un importante impulso a la actividad investigadora en la universidad regional, pues se apuesta por el uso de fondos europeos para fomento de la investigación en el marco del plan propio de la UCLM.

Para ello, el Gobierno regional garantiza la puesta en marcha de una nueva convocatoria para proyectos de investigación regional, adicional a la que ya se sacó en septiembre del pasado año y que ha financiado un total de 116 proyectos de grupos de investigación regionales. Esta nueva convocatoria, que será competitiva y abierta universidades y centros de investigación de Castilla-La Mancha, contará con un presupuesto de ocho millones de euros hasta 2022 y saldrá previsiblemente en el próximo otoño.

Este acuerdo sitúa a los estudiantes y sus familias en un pilar fundamental dentro de la política universitaria, apostando por unos precios públicos de matrícula sociales que aseguren el acceso a la educación superior universitaria, consolidando las medidas previamente adoptadas en materia de bonificaciones y ventajas económicas en tasas y precios públicos para favorecer el desarrollo del talento joven en condiciones de equidad y la movilidad interna dentro del sistema universitario de Castilla-La Mancha y, adicionalmente, proporcionando un marco de certidumbre caracterizado por una reducción de los precios públicos en términos reales mediante su congelación nominal comprometida durante los cuatro años de vigencia que tendrá el convenio firmado.