El Acuerdo compromete a las cajas a no adoptar medidas unilaterales -como despidos colectivos, movilidad geográfica, modificación sustancial de condiciones de trabajo y cualesquiera otras similares permitidas por la actual legislación laboral- en tanto que, sobre las bases firmadas hoy, no se alcance un Acuerdo Marco que regule todas las condiciones laborales de las plantillas de todas las entidades que integran el SIP, y de la sociedad central en proceso de constitución.

Los firmantes se dan un plazo inicial hasta el 31 de diciembre para alcanzar este Acuerdo Marco, cuyo convenio de referencia será el de Cajas de Ahorro incluso para el y para la Sociedad Central del SIP, que también será un banco.

Como veréis en el Comunicado, CCOO, UGT y CSIF (sumán más del 55% de la representatividad del conjunto de las plantillas -14.000 personas, 2.700 de ellas de CCM-) han valorado “positivamente este acuerdo por recoger las garantías que hemos exigido para mantener las condiciones laborales, los beneficios sociales y los intereses generales de trabajadoras y trabajadores en todas las Entidades actuales (Cajastur, CCM, , y Caja Cantabria), en la Sociedad Central.”

Por su parte, el secretario general de Comfia-CCOO de Castilla-La Mancha, , expresó la satisfacción de Comfia-CCOO y resaltó que “este Acuerdo es similar a los precedentes que ya va habiendo -, Marenostrum, Cajamadrid-, pero adquiere un valor aún mayor dadas las dificultades previas en la conformación de este SIP y la singularidad de CCM”