A esta actuación hay que sumar la mejora de las aceras, firme y señalización viaria de diferentes calles de Guadalajara como son Francisco Aritmendi —desde la ermita de hasta la vía de servicio de la A-2—, Santa María Micaela y Avenida de Castilla —en el tramo comprendido entre las calles y Ferial—.

A través de este proyecto se persigue mejorar la seguridad vial en dichas calles y favorecer la movilidad peatonal y en bicicleta. Para ello, se procederá a ensanchar las aceras en algunos puntos, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Las obras tienen un presupuesto cercano a los 800.000 euros, actuarán en más de 24.000 metros cuadrados y deberán estar ejecutadas en un plazo de siete meses.