La Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha, consciente de la difícil situación que atraviesa el sector lácteo, ha procedido al pago de las ayudas al control oficial lechero correspondiente a la convocatoria del año 2010, que se elevan a 460.147 euros.

Las actividades del control lechero tienen como objetivo calcular lactaciones finalizadas y válidas para su adecuada utilización posterior en los programas de mejora de las razas lecheras. Los beneficiarios son las asociaciones gestoras de los libros genealógicos que realizan el control oficial lechero.

Las ayudas las financia al 100 por cien el Ministerio de Agricultura, que ya en la anterior etapa de Gobierno socialista transfirió los fondos a la Consejería para que realizara el pago, pero el dinero no llegó al sector, al igual que el de la convocatoria 2011, que ni siquiera se llegó a resolver.

Ante la demanda de las asociaciones que realizan esta tarea, el actual equipo de la Consejería de Agricultura ha procedido este año a resolver tanto los expedientes de 2011 y 2012 como a pagar los fondos pendientes con el sector ganadero del año 2010.

La ayuda se ha abonado a un total de seis asociaciones: 315.000 euros para la (AGRAMA); 73.500 euros para la (AFRICAMA); 39.500 euros para la Asociación de Lacaune de Castilla-La Mancha (ALACAMA); 21.300 euros para la Asociación Control Lechero de Castilla-La Mancha de La Raza Caprina Murciano-Granadina (ANCLA); 7.200 euros para la Asociación de Ganaderos de Ovino Assaf de Castilla-La Mancha; y 3.700 euros para la Asociación de Raza Malagueña.