Un acto organizado por el pleno de esta Academia que preside el empresario toledano y presidente de la , , y de la que forman parte unos cincuenta miembros repartidos entre las cinco provincias castellano-manchegas, desde su creación en 1995, ha informado la Academia en un comunicado.

Con la imposición de esta Medalla de Honor, la Academia de Gastronomía de Castilla-La Mancha reconoce y agradece la labor que desarrolla como presidente de la , desde la que está haciendo un importante esfuerzo por poner nuestros grandes productos en el lugar que se merecen, generando riqueza en la región.

Esta celebración se enmarca dentro de las primeras actividades previstas por la Academia de Gastronomía de Castilla-La Mancha para este año, que tendrán como fin la defensa del producto, la gastronomía y los interlocutores agroalimentarios de esta región, poniendo en valor su patrimonio culinario y gastronómico, como lo ha venido haciendo hasta ahora.

La defensa de la nutrición y la salud es una preocupación de todos los académicos, pero también lo es el legado histórico y cultural de nuestra gastronomía, las costumbres y la herencia que nos han dejado otras generaciones y que tenemos que conservar y difundir para las próximas.