“Esto no nos ha gustado porque no nos hemos cansado de decir que a Guadalajara hay que quererla”, ha señalado, en referencia al nombre de su propia formación, a la par que ha reivindicado otra forma de hacer política y tras asegurar al POSE que estarán con ellos para “tejer ciudad y defender al ciudadano en los servicios que se le prestan”.

También ha defendido la necesidad de ser más autónomos y fuertes y dejar de ser dirigidos desde y . “No hay una buena ciudad sin buena arquitectura”, ha concluido, haciendo gala de su profesión de aparejador, para “dejar atrás solares y andamios que hay que empezar a transformar”.