Además, la región es la tercera donde más días de trabajo por persona son necesarios para pagar la deuda común, con 347 días, sólo superada por Extremadura (393) y Andalucía (363). También está entre las comunidades en donde se necesitan más días para amortizar esta deuda, con 134 días.

Así figura en el Observatorio de Deuda del segundo trimestre, realizado por el organismo, que augura que España tardará 18 años en reducir su ratio de deuda sobre el PIB al 60%, desde el 99,8% del PIB registrado en trimestre de este año.

En concreto, la deuda para el conjunto de las administraciones públicas alcanzó los 1.137.850 millones de euros en el segundo trimestre, el equivalente al 99,8% del PIB, dos décimas menos que en el anterior trimestre, según los datos publicados por el para el segundo trimestre de 2017 así como la actualización de los datos de la Contabilidad Nacional Trimestral por parte del (INE).

En el segundo trimestre, el conjunto formado por la y los alcanzó una ratio de deuda del 71,9% del PIB (819.530 millones de euros), 0,5 puntos porcentuales por debajo del último trimestre.

Para el conjunto de las CCAA, la ratio de deuda ha superado, por primera vez, el 25% del PIB español (285.900 millones de euros), mientras que para el subsector de corporaciones locales no se han experimentado cambios sustanciales, manteniéndose la ratio en torno al 2,8% del PIB (32.410 millones de euros).

En las corporaciones locales se dio un aumento de la deuda neta de depósitos bancarios del 1% del PIB debido en parte a que casi la mitad de los importantes saldos primarios registrados por el subsector están siendo utilizados para incrementar los depósitos bancarios, en vez de amortizar deuda, según explica AIReF.

Desde finales de 2012, los depósitos de las corporaciones locales se han casi duplicado en términos del PIB, superando los 20.000 millones de euros.

En el medio plazo, todos los subsectores contribuirían a disminuir la ratio de deuda en los próximos cuatro años, siendo el principal responsable el subsector Administración Central y Fondos de la Seguridad Social y en menor medida las CCAA.

POR COMUNIDADES AUTÓNOMAS

A nivel de CCAA, las mejor situadas son , y , que alcanzarían un nivel cercano al valor de referencia establecido en la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaría y Sostenibilidad Financiera, el 13% de su PIB, dentro los próximos cinco años.

Por el contrario, existen CCAA que no lograrían llegar al nivel de referencia en los próximos 30 años bajo los supuestos del escenario neutral como Cataluña, Comunidad Valenciana y Castilla La Mancha.

En el medio plazo, la consecución de la senda prevista en la Actualización del Programa de Estabilidad 2017-2020 puede considerarse probable, mientras que en el medio y largo plazo el análisis de sensibilidad realizado apunta a la existencia de “riesgos” para la sostenibilidad ante un empeoramiento en las condiciones macrofinancieras.

LA PRIMA DE RIESGO ANTE UN EMPEORAMIENTO ECONÓMICO

Según la AIReF, “en el medio plazo (horizonte 2020) un incremento en la prima de riesgo de 200 puntos básicos implicaría un aumento en la carga de la deuda de aproximadamente 15.000 millones de euros, llegando a suponer en 2030 una diferencia de 17 puntos porcentuales en la ratio de deuda PIB, con respecto a la senda neutral”.

“Si de manera simultánea el crecimiento del PIB nominal disminuyera (un punto porcentual con respecto a la senda neutral), la ratio de deuda abandonaría su senda decreciente, estabilizándose en el entorno del 95% del PIB (26 puntos porcentuales por encima del escenario neutral en 2030), con serios riesgos para la sostenibilidad de la deuda”, explica la AIReF.

DÍAS DE TRABAJO PARA PAGAR LA DEUDA

En cuanto a los días de trabajo por persona necesarios para pagar la deuda común, se observa una caída en todas las comunidades autónomas. Extremadura (393), Andalucía (363) y Castilla-La Mancha (347) son las comunidades cuyos habitantes tienen que hacer un esfuerzo mayor.

Por su parte, donde menos días de trabajo se dedican a este fin es en la (195), País Vasco (201), (214). En total, los españoles destinarán 283 días de trabajo para pagar la deuda este año.

En el caso de la deuda regional, se prevé que, en 2017, en promedio, los habitantes de una comunidad autónoma necesitarían destinar 89 días de trabajo para amortizar la totalidad de la deuda.

Las comunidades en donde se necesitan más días para amortizarla son la Comunidad Valenciana (152), Castilla-La Mancha (134) y Cataluña (128), mientras que donde emplean menos jornadas sería en Madrid (52), País Vasco (53) y en Canarias (56).