Una veintena de mujeres, tanto afectadas de cáncer de mama como profesionales sanitarias, han asistido a un taller organizado por la de Castilla-La Mancha en Albacete y dirigido a mujeres con cáncer de mama con el objetivo de crear una red de formador de formadores que facilite el empoderamiento de los pacientes.

Durante tres días, las asistentes al curso, han recibido formación en distintos aspectos relacionados con el cáncer de mama que permiten potenciar y promover la autogestión de la enfermedad, dando voz activa al paciente para mejorar su autonomía personal y afrontar las distintas fases del proceso.

En la primera jornada del taller se analizó el papel del paciente experto como eje transversal de la Escuela de Salud y Cuidados, así como las habilidades de comunicación y destrezas ante la toma de decisiones que deben caracterizar al formador de formadores.

Posteriormente, distintos profesionales de distintas especialidades que forman parte del abordaje de este tipo de cáncer han analizado aspectos como el diagnóstico, los tratamientos, la reconstrucción, así como los posibles efectos secundarios y cómo afrontarlos.

En este taller, han participado como ponentes tanto profesionales del Área de Atención Integrada de Albacete como de asociaciones de pacientes, puesto que la Escuela de Salud y Cuidados permite crear un foro de encuentro entre todos los agentes implicados en la enfermedad para establecer líneas de trabajo comunes que persiguen, ante todo, la salud física y psicológica de las pacientes y su entorno.

De hecho, durante el taller, se han abordado también distintos aspectos relacionados con la salud emocional y el apoyo psicológico, así como consejos para llevar a cabo un correcto autocuidado.

La Escuela de Salud y Cuidados de Castilla-La Mancha organiza estos talleres de forma periódica en las instalaciones del , pero en esta ocasión se ha ofertado en Albacete, en el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, para facilitar a las mujeres de esta provincia su asistencia.

Con estos talleres se va formando una red de formador de formadores expertos que trasmiten sus experiencias y conocimientos a otros pacientes que tienen su misma patología, logrando la capacitación y la implicación de los pacientes y sus familiares para mejorar su salud y su calidad de vida.