Izquierda Unida sigue con su trabajo de constituir una fuerza alternativa y transformadora en Castilla-La Mancha, que aborde una propuesta de cambio real en las instituciones de nuestra región, a través de la convergencia política y social. Una convergencia que ofrezca una propuesta concreta en base a un programa y una radicalidad democrática.

ha informado a de los pasos que la formación de izquierdas en Castilla-La Mancha está llevando a cabo en el proceso interno que han venido a llamar “Hoja de Ruta para la Convergencia”, los cuales tienen que ver principalmente con los debates abiertos y democráticos, a la vez que participativos, que se están realizando en las cinco provincias de la región. Debates que ofrecen e instan a la militancia a pronunciarse sobre una serie de documentos políticos que sirven como herramientas para llegar a una concreción desde la base, para el desarrollo de la convergencia y confluencia después.

Estos debates que se están dando en la organización, informan desde Izquierda Unida, están viniendo a refrendar lo acordado por Izquierda Unida en su celebrada en 2016, donde se constataba la necesidad de constituir un bloque común en torno a la para parar las políticas de recortes y ataques a la mayoría social, por parte de la derecha y los partidos llamados “del Régimen”.

Crespo ha informado a Garzón de los trabajos que Izquierda Unida está realizando con otras fuerzas políticas y sociales de Castilla-La Mancha, poniendo como ejemplo las colaboraciones que en materia política se están dando con el PCAS o la reunión mantenida hace pocos días con Equo. Así mismo, también ha puesto el acento sobre la participación activa y contundente que Izquierda Unida Castilla-La Mancha está llevando a cabo en la movilización social; implicada en los conflictos que están abanderando, entre otros, sindicatos y plataformas. Poniendo como ejemplo, las recientes manifestaciones por las pensiones y la Huelga Feminista del 8M.

“Para nosotras, lo principal es iniciar un proceso desde las bases que se caracterice por la radicalidad democrática y que se base en unos puntos programáticos muy concretos”, “Eso, junto con la participación de toda la militancia, de igual a igual, es la garantía de que lo que podamos concluir esté avalado con la coherencia que espera la ciudadanía de Castilla-La Mancha, y en especial de aquella que espera una alternativa útil e ilusionante para las próximas citas electorales”, ha explicado el Coordinador Regional de IU CLM.

Alberto Garzón, por su parte, ha venido a felicitar a la federación de IU en Castilla-La Mancha, por la iniciativa de estos debates que promueven la participación y huyen de las tomas de decisión cupulares.