Brihuega (Guadalajara), 7 de octubre de 2017.- El delegado de la Junta en Guadalajara, , ha participado hoy en la inauguración del Museo de la Historia de Brihuega, donde ha puesto de manifiesto la importancia que la promoción cultural y la recuperación del patrimonio tiene para el fomento del turismo y la reactivación económica de los pueblos de la provincia. En este sentido, el delegado ha destacado “el gran compromiso demostrado por el Ayuntamiento de Brihuega con la cultura y el patrimonio” y ha señalado que “en esa importante labor el Ayuntamiento tiene a un aliado en el Gobierno regional”.

Rojo ha recordado que el trabajo realizado en esta materia por el Consistorio briocense ha sido reconocido este año por el con la entrega de la Medalla al Mérito Cultural, en la categoría de patrimonio cultural, por las acciones desarrolladas en lo que se refiere a protección, concienciación y defensa del patrimonio. Asimismo, ha recordado que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha realizado una actuación de urgencia para frenar el deterioro de la iglesia de San Simón y que tiene “un firme compromiso” con la inclusión de la Real Fábrica de Paños en la futura Red de Hospederías de Castilla-La Mancha.

Sobre el nuevo Museo de la Historia, el delegado de la Junta ha destacado que “es importante tanto el continente como el contenido” ya que recoge importantes elementos históricos, patrimoniales y documentales relacionados con Brihuega y, además, se ubica en un inmueble de gran valor, como es el convento de , que ha sido restaurado por el Ayuntamiento para albergar el nuevo museo.

ha valorado que el museo se haya puesto en marcha contando con múltiples personas y colectivos tanto sociales como religiosos, que han cedido muchos de los elementos que pueden contemplarse en el Museo. Además, la gestión del mismo la realizará la asociación Britur, constituida por el alumnado del taller de empleo que el Gobierno regional puso en marcha el año pasado en Brihuega, “que demuestra la eficacia de los talleres de empleo”, ha afirmado Rojo.

El Museo de la Historia de Brihuega se sitúa en el convento de San José, un espacio recuperado por el Ayuntamiento y restaurado para albergar este espacio museístico permanente. En él se incluyen desde restos arqueológicos a documentos fotográficos, que hacen un recorrido por 21 siglos de historia de Brihuega, todo ello acompañado por paneles explicativos con amplia información para el visitante. Además, el Ayuntamiento ha trasladado a este espacio el Archivo Municipal, que próximamente se abrirá a consultas, con el objetivo de que toda la historia y las referencias patrimoniales de Brihuega sean visitables en un mismo espacio.