Los alcaldes del PP de las localidades ribereñas de las provincias de Guadalajara y Cuenca, de Pareja, Javier del Río; de Auñón, ; de Durón, ; de Alocén, ; de Huete, Fran Doménech; de Castejón, ; de Villar del Infantado, ; y de Valle de Altomira, Jesús Plaza, “desconfían” del gobierno socialista de que, en poco más de un año, el tiempo que lleva en la Moncloa, ha aprobado 14 trasvases, convirtiéndose en el gobierno que más trasvases ha ejecutado de la historia, y batiendo todos los récords de agua trasvasada, han señalado en nota de prensa los alcalde del PP.

Los regidores consideran que el presidente del gobierno en funciones es “poco fiable” y lanza su discurso según donde esté. “En defiende los trasvases y cuando viene a -La Mancha, no”. También le recuerdan que en todo ese tiempo “no ha sido capaz” de finalizar las obras de la tubería de abastecimiento a los municipios ribereños, con lo que los ayuntamientos se ven forzados a usar cisternas para abastecer a sus vecinos.

A ello añaden que la propia ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, afirmó delante del presidente de Castilla-La Mancha, , que no existía alternativa viable en un corto y medio plazo para el trasvase Tajo-Segura.

Ante esta situación, los alcaldes ribereños lamentan que se apruebe otro trasvase más en el mes de agosto, que viene a empeorar la ya “penosa” situación en la que se encuentra los embalses de Entrepeñas y Buendía, actualmente al 20% de su capacidad y en situación hidrológica excepcional por cuarto mes consecutivo. “No hay ningún motivo en las huecas palabras de Morán que indiquen una solución al problema del agua, ni a medio, ni a largo plazo”.

Los alcaldes reclaman al gobierno de Pedro Sánchez que trabaje “verdadera y eficazmente” por el desarrollo de las localidades ribereñas, modificando las leyes para que el agua almacenada en estos embalses pueda aumentar elevando el mínimo no trasvasable de 400 hectómetros, al menos hasta el 50% de su capacidad, cumpliendo así con las últimas resoluciones judiciales.

Consideran, además, que ahora es buen momento para tomar esta decisión, aprovechando la situación política actual con gobiernos del PSOE tanto en Castilla-La Mancha como en La Moncloa, y en las propias diputaciones de Cuenca y Guadalajara. “Tienen todos los gobiernos y si quieren, pueden hacerlo”.

Sin embargo, los representantes ribereños del tienen pocas esperanzas de que estas peticiones se lleven realmente a la práctica porque los diferentes gobiernos socialistas cuando han estado en el poder “jamás han conseguido ni un litro más para nuestros embalses en 40 años”.

Los ribereños ‘populares’ también han criticado las palabras del Consejero de Agricultura de Castilla La Mancha, , que recientemente propuso utilizar el agua del Tajo para regularizar los pozos del Alto Guadiana, concediendo a esta cuenca hidrográfica un trasvase anual de 50 hectómetros.

“Los alcaldes ribereños del PP no estamos dispuestos a consentir que salga más agua de los embalses, porque no la hay, y porque sería un disparate que supondría la puntilla definitiva para nuestros pueblos”, afirman, para agregar que “Morán ha venido a certificar que Entrepeñas y Buendía están en situación hidrológica excepcional, al 20%, y que el gobierno no tiene ninguna solución ni para el problema del agua, ni para nuestros pueblos”.